Por Nacho Palou — 11 de Noviembre de 2015

Esta aeronave no tripulada pesa 15 kilogramos, mide unos tres metros de envergadura y es capaz de volar a 240 km/h gracias a su motor a reacción.

La aeronave diseñada por Aurora Flight Sciences la imprime y ensambla la compañía de impresión 3D Stratasys. Más del 80 por ciento de la aeronave está impreso en 3D: el fuselaje con nailon que es ligero y fuerte y la zona del motor a reacción está impreso con metal para que resista las altas temperaturas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear