Por Nacho Palou — 18 de Julio de 2017

El dron / cuadricóptero Titan Grand Prix GFD1 es rápido de narices. Supera de largo los 260 km/h, y acelera desde parado en menos tiempo que un monoplaza de Formula E. De hecho, el Titan ostenta ahora mismo el récord de velocidad de vuelo para un cacharro de estos con una velocidad registrada de 263 km/h, según The Verge.

El final del vídeo es bastante catastrófico. Al parecer alguno de los cuatro motores del Titan falló justo tras la carrera de aceleración y el dron acabó estampándose contra el suelo a gran velocidad —y con bastante espectacularidad a falta únicamente de una gran explosión de Hollywood.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear