Por @Alvy — 30 de Septiembre de 2016

Joaquín de ArchiCopters ya nos ayudó en su día con sabios consejos acerca de las pruebas de drones como el Bebop 2, el Syma X5C-1 y otros modelos. Ahora nos ha enviado este estupendo vídeo donde compara las características de los nuevos drones de la temporada otoño-invierno. Uno de ellos es el Karma de GoPro, que apuesta por movilizar sus cámaras de acción de alta calidad con un dron muy interesante; enfrente está el Mavic de DJI, básicamente un dron de primera línea al que se le ha añadido una cámara.

Karma es el primer drone de GoPro que, aunque tiene unos estándares de calidad excelentes en sus cámaras, se ha aventurado a un nuevo mundo y eso se nota en alguna de sus funcionalidades y diseño. Calidad de imagen vamos a tener, ya que es compatible con la Hero 4 y la nueva Hero 5. Pero le faltan funcionalidades que DJI viene incorporando en sus últimos modelos, como son el seguimiento de objetos o la posibilidad de detectar obstáculos. El mando es muy compacto y de aspecto resistente y viene con pantalla incluida. También viene con un accesorio que marca una gran diferencia: un gimbal de mano, algo similar al DJI Osmo.

DJI tiene una larga experiencia en Drones, su especialidad. Entre las principales ventajas del Mavic están que cuenta con las funcionalidades del Phantom 4 pero en un diseño mucho más compacto. Su nuevo sistema de transmisión de video nos permitiría volarlo hasta 7 km de distancia. El mando tiene una pinta estupenda, pero hay que acoplarle nuestro propio Smartphone. Cuenta con detección de obstáculos, sonar, GPS y Glonass, lo cual proporciona una precisión en vuelo increíble.

En estos dos modelos las duración de las baterías según las especificaciones es de unos 20 minutos para el Karma y 27 para el Mavic, que según Joaquín se quedarán en la práctica en unos 15 y 24 minutos respectivamente. Respecto a la idea del «plegado para transporte» comenta lo mismo que pensé yo: para qué liarte con tantas piezas móviles en un aparato tan frágil… Habrá que ver cómo resulta en el uso cotidiano.

Respecto a los precios, teniendo en cuenta que al Karma hay que sumarle la cámara ambos se quedan en unos 1.200-1.300 euros entre pitos y flautas. Una contidad considerable, tanto que incluso sugiere considerar como alternativa el DJI Phantom 4 clásico (también de 1.200 euros) al estar más «probado», especialmente si baja de precio como sería de esperar. La decisión depende pues un poco de si se prefiere el aparato por su cámara y calidad de imagen (mejor el Karma) o por sus capacidades como dron (mejor el Mavic).

Se puede leer más sobre estos drones, así como sobre accesorios y otros modelos en la web de Archicopters o en el Canal de YouTube de Archicopters en el que se van publicando los vídeos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear