Por Nacho Palou — 27 de Octubre de 2016

En Ars Technica, There’s a new way to take down drones, and it doesn’t involve shotguns,

[El sistema Icarus] es un transmisor de radio que toma el control completo de los drones próximos mientras vuelan. A partir de ahí los drones intervenidos quedan bajo el control de la persona que tiene el dispositivo de secuestro, mientras que el piloto legítimo pierde el control absoluto del dron. El hackeo funciona con cualquier dron que se comunique con el mando a través de DSMx, un protocolo de control remoto ampliamente utilizado por aficionados en vehículos teledirigidos —coches, barcos, helicópteros, aviones,...— y también en drones comercializados en el mercado consumo.

El funcionamiento exacto de Icarus no se ha desvelado, ni se comercializa, pero puede ser una manera algo sutil de interceptar el vuelo no autorizado de un dron por parte de las fuerzas de seguridad teniendo en cuenta que otras opciones incluyen el uso de rifles de ondas radio, bazucazos, redes, cañones láser, águilas o como sucedió recientemente, a tiros.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear