Por Nacho Palou — 10 de Junio de 2013

Andrew Kim (hace ya un tiempo) en su fenomenal blog con mucho contenido sobre diseño Minimally Minimal: Form vs Function vs Intention,

Cuando Olympus presentó su cámara OM-D [uno de varios ejemplos utilizados] inmediatamente me sentí un poco incómodo con el diseño. Me encantan los materiales buenos. Me encanta la atención al detalle. Y me encanta la calidad de construcción. La OM-D tiene todo eso. Pero también tiene un diseño deshonesto que imita al de una cámara de hace 40 años [la Olympus OM-1 de 1972]. Tengo la convicción de que hay que avanzar siempre aprendiendo del pasado y no imitándolo como hace la OM-D con un visor en forma de prisma a pesar de tener un visor digital. Es un paso atrás. Diseño industrial de imitación.

Esta imitación del pasado en ocasiones se denomina en inglés skeuomorphism (y en los circos lingüísticos skeumorfismo) aunque no es más que imitar, engañar, copiar, simular, parecer o fingir.

Otro ejemplo de dependencia del pasado es cuando los coches eléctricos fingen comportarse como los convencionales.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear