Por @Alvy — 30 de Noviembre de 2015

Esta curioso experimento artístico (titulado Wall Drawing #797) tuvo lugar a principios del año pasado consistía en dibujar una simple línea irregular en una pared blanca y pedirle a 49 personas que la copiaran fielmente justo debajo. Tardaron 11 días en total.

El resultado es una combinación de los cuatro colores utilizados: negro, rojo, amarillo y azul en la que poco a poco se ve algo de desorden. Y es que los pequeños errores se acumulan de forma cada vez más notable; en cierto modo es como el juego del teléfono roto o el más conocido efecto mariposa. El vídeo en time-lapse deja ver el desarrollo de forma bastante animada, condensando las interminables horas de trabajo en poco más de un minuto.

La música es Prélude de Leonard Lion.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear