Por @Alvy — 8 de Enero de 2016

Observable Universe Logarithmic Illustration

Esta imagen circular llena de estrellas, galaxias y nubes de gas contiene, aunque sea en pequeñito, todo el universo observable. ¿El truco? Está creado en lo que se denomina geometría hiperbólica: a medida que un punto se aleja del centro, es cada vez más pequeño y las zonas más alejadas cubren mayores distancias. Esto permite abarcar distancias gigantescas en un espacio razonable, como una hoja de papel o una imagen en pantalla.

Su autor es Pablo Carlos Budassi un artista sudamericano que para su creación ha utilizado imágenes de telescopios de la NASA y de la Universidad de Princeton.

Cielo e Infierno / M.C. Escher

La técnica del «límite infinito» permite en la práctica abarcar lo inabarcable. M.C. Escher ya la utilizó en obras como Límite circular IV: cielo e infierno (Grabado en madera, 1960) donde el «límite infinito» es un modelo de disco de Poincaré. Este disco permite abarcar el infinito en un círculo de tamaño limitado, gracias a la geometría hiperbólica, en la que a medida que un punto se aleja del centro, es cada vez más pequeño.

Compartir en Facebook  Tuitear