Por Nacho Palou — 19 de Enero de 2012

El ejercicio de diseño "Handwriting" puede no tener mucho futuro en estos tiempos de smartphones y guasaps, pero es una idea curiosa e ingeniosa: un bolígrafo de los de toda la vida, para escribir a mano, que permite enviar los mensajes escritos directamente a contactos o amigos.

Se pueden leer las respuestas en uno de los laterales del teléfono, que es una pequeña pantalla.

Probablemente si yo lo utilizo a estas alturas de la vida nadie va a entender mi letra. Pero la idea es bonita, de eso no hay duda.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear