Por @Alvy — 15 de Julio de 2011

Aunque la parte complicada desde luego era el montaje, todas las escenas de Splitscreen: A Love Story, una bella pieza de JW Griffiths, están grabadas con un N8 de Nokia. Combinando una buena idea con una cuidada fotografía y una música apropiada ganó el concurso Nokia Shorts de 2011.

Compartir en Facebook  Tuitear