Por Nacho Palou — 12 de Marzo de 2015

Incentivar el reciclaje mediante la gamificación de las papeleras no es algo nuevo, aunque en este caso el método utilizado es bastante sofisticado porque TetraBin es una papelera convertida en videoconsola en las que se puede jugar al Tetris echando basura dentro.

El tamaño y la forma de la basura que se eche en la papelera influye en cuál será el siguiente movimiento de la partida colaborativa, es decir, en la que participa cualquiera que pase por allí y deposite algún desecho en la papelera. Yo voto porque tiremos al TetraBin la dichosa musiquilla que de un tiempo a esta parte se oye en todos los vídeos de Internet.

En realidad TetraBin es una instalación artística que «explora cómo las tecnologías digitales puedes utilizarse como motivadores positivos en entornos urbanos». Luces y colores —la papelera tiene tres pantallas con 900 brillantes LED— para llamar la atención de la gente, al menos durante los tres minutos en los que la papelera resultará novedoso.

Vía The Red Ferret.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear