Por @Alvy — 24 de Agosto de 2015

Esta «reducción de edad» conseguida como puro efecto digital en vídeo es sencillamente asombrosa. Además está «hecha a mano»: sin aplicar marcadores en el rostro (esas cruces señalizadoras que permiten a los ordenadores calcular mejor los gestos) y completamente en 2D, es decir, en la postproducción «plana» de la toma. Con mucha paciencia, eso sí.

Su autor es Rousselos Aravantinos y en su cuenta de Vimeo hay muchos más ejemplos de su trabajo: desde una reconstrucción facial a mascotas virtuales. La actriz se llama Michele Valley… y en ningún lado figura su edad real.

El vídeo está grabado con una Nikon V1 y luego tratado con Nuke y MochaPro.

Recuerda: Ya no puedes creer en la «realidad» que ven tus ojos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear