Por @Alvy — 2 de Julio de 2013

Este genial trabajo de John Hess condensa bien todo lo que hace falta saber sobre la relación de aspecto (ratio) en el cine y la televisión, que básicamente es la proporción entre el ancho y alto de la imagen. Indispensable para saber de dónde vienen términos como 1.33:1, 4:3 y 16:9, por no hablar de los formatos como el Cinemascope, el Panavision o el Imax.

La explicación proviene de este curso de FilmmakerIQ: Everything You Need To Know about Aspect Ratio. Como curiosidad, decir que las primeras imágenes del Kinetoscopio que salió de los laboratorios de Edison tenía un ratio de 4:3; ese valor tuvo la suerte de ser usado como el estándar años después y sirvió para definir el número de perforaciones físicas que usaban los proyectores y cámaras sobre la película de 35 mm. Perduró tanto en el tiempo que hasta hace poco las televisiones eran principalmente 4:3 e incluso algunos iPad y otras tabletas todavía lo son.

Compartir en Facebook  Tuitear