Por @Alvy — 26 de Abril de 2015

Sencillamente genial. Es un diseño de Benjamin Nordsmark. Carece de tecnología, porque los muñequitos del laberinto se mueven a manubrio, pero esto quizá le añada una pizca de encanto a esta curiosa pieza de mobiliario.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees Telefónica aplica curas paliativas al juguete roto de Pau Garcia Milà La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible