Por @Wicho — 30 de Noviembre de 2016

En muchos capítulos de CSI y series similares los aguerridos investigadores son capaces de reconstruir documentos que parecen estar más allá de toda esperanza, aunque todos sabemos que eso tiene una buena dosis de ficción.

Pero esto es justo lo que hicieron los conservadores de la Biblioteca Nacional de Escocia con un mapa antiguo que les llegó hecho un gurruño metido dentro de una bolsa de plástico después de pasar decenas, sino cientos de años metido en un agujero en una chimenea para tapar un agujero y evitar corrientes de aire.

Con un cariño y una paciencia casi infinitos fueron capaces de colocar cada piececita en su sitio y de determinar que el Mapa de la Chimenea es probablemente de finales del siglo XVII y que seguramente fue hecho en Londres por George Wildey, aunque «inspirado» en un mapa hecho por Schenk y Valk en Amsterdam. En Unravelling the Chimney Map hay más información acerca del mapa en sí y de su contexto histórico.

Al mapa le faltan partes, y poco se puede hacer al respecto, pero el resultado final es impresionante, tenga huecos o no.

(Sploid vía José Cuesta).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear