Logo Lainformacion.com
< La Dragon CRS-2 llega sin problemas a la Estación Espacial Internacion
De Vigo a la estratosfera y de vuelta a casa >

La megafactoría de Lego (y la Casa de la cascada de Frank Lloyd Wright)

Fw Nighttime

Aproveché la tranquilidad del domingo para montar mi preciada Casa de la cascada (Fallingwater), un Lego que encontré en la sección de arquitectura para adultos que representa la emblemática vivienda diseñada por Frank Lloyd Wright, uno de mis arquitectos favoritos.

Se trata de una casa de campo que se construyó en 1935 encima de un arroyo y una preciosa cascada. El dueño pensó en una casa de fin de semana junto al riachuelo, pero Frank Lloyd Wright con su habitual genialidad nada más ver el paisaje decidió que la plantaría justo encima, haciendo que el entorno de la cascada se disfrute desde las tres plantas con sus respectivas terrazas.

Lego-Megafactorias

Esto me recordó que hace unas semanas estuve viendo Megafactorías: la fábrica de Lego de National Geographic, un mini-documental altamente recomendable para todos los aficionados, donde se cuentan cómo se fabrican los legos desde cero: concepto, diseño, trabajo con modelos a mano, con ordenador… Y para el final, lo más fantástico: el proceso industrial desde que llega el plástico en bruto a los gigantescos –y variados– moldes metálicos y la pintura de las figuritas.

El principal problema al que se enfrentan es cómo crear piezas tan precisas que siempre encajen aunque pasen los años. Para ello se ve cómo emplean un sinfín de controles de calidad e incluso –no es tontería– también es un problema cómo meterlas en bolsas y cajas de forma que no falte ni sobre ninguna pieza (pista: un control consiste en pesarlas).

Bueno, a lo que iba; esta fue mi productividad de hoy:

Casa-De-La-Cascada

De mi caja de la Casa de la cascada sobraban cuatro o cinco piezas, lo cual me han dicho que en construcciones de este tipo es normal porque suelen incluir algunas extra por aquello de que es mejor que sobren que no que falten – aunque también faltaba un pequeño 1×1 que seguramente se me perdió entre miles y miles de otras piezas que andan por casa, así que encontré uno del mismo color y problema arreglado.

Este modelo en concreto (la escala es 1:40 creo) tiene la peculiaridad de ser de los pocos que una vez montados pueden «abrirse» moviendo varios conjuntos de piezas que no están fijas sino encajadas, para observar cómo son las estancias interiores: un detalle muy curioso y agradecido.

Bonus: la animación 3-D de Cristóbal Vila, uno de nuestros artistas favoritos, donde se pueden apreciar infinidad de detalles sobre esta construcción única. (¡Gracias Pedro!)