Por @Alvy — 22 de Mayo de 2009

El reloj de los 100 años cuyo destino es la autodestrucción

Precioso este montaje medio artístico medio reloj de verdad llamado Time in Six Parts. En The Design Blog explican cómo funciona: tiene un motor que da vueltas a 60 revoluciones por minutos; las diversas ruedas engranadas giran entonces cada vez más y más despacio, en función de su tamaño y posición: cada minuto, cada hora, cada día, cada mes, cada año… hasta el punto que la rueda exterior realiza un ciclo completo al cabo de un siglo.

El conjunto necesitará 3.160 millones de revoluciones en el motor para completar el ciclo total, momento en el que la pieza exterior llegará al agujero que hay en el marco, desmontándose y destruyendo la obra. Un trágico destino final, a la par que artístico… que nosotros desde luego no veremos porque será dentro de cien años.

(Vía tic, tac, Boing, Boing, tic, tac.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear