Por Nacho Palou — 1 de Marzo de 2012

La idea de João Lammoglia es una máscara provista de pequeños aerogeneradores que, movidos por la respiración, generan un flujo de electricidad en teoría capaz de cargar el teléfono móvil. El tipo de la foto está durmiendo en su casa, pero se puede utilizar por ejemplo mientras se hace ejercicio. En fin, el poder del aliento. § Übergizmo.

Compartir en Facebook  Tuitear