Por Nacho Palou — 6 de Septiembre de 2016

Popularmente conocida como letra de cómic, esta tipografía es reconocida universalmente como tal desde hace más de medio siglo. Su origen se remonta a los años de 1940. Entonces los cómics comenzaron a ganar popularidad y el proceso de producción pasó de ser principalmente artesanal y personal a desarrollarse en serie y de forma multidisciplinar.

Así, las diferentes fases —guión, dibujo, rotulación, entintando, aplicación de color,...— comenzaron a repartirse entre distintas personas y artistas. Inicialmente entre un puñado de rotulistas como Todd Klein.

De modo que la forma y aspecto y las particularidades de la «letra de cómic» tienen su origen en la cultura del cómic, en la tecnología y también en las limitaciones debidas al uso de papel barato en el comienzo de los tiempos del cómic.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear