Por @Alvy — 24 de Diciembre de 2016

Este cortometraje animado de Maxime Causeret es una curiosa exploración tanto visual como acústica con diversos temas de la química y la biología de fondo: desorden y caos frente a orden, formas inertes frente a células vivas, seres animados, rivalidad frente a cooperación…

La música fue el origen de la inspiración para el autor, quien la combina perfectamente con el desarrollo de una especie de «historia» con cierto sentido: las reacciones químicas, el surgimiento de la vida, los seres complejos.

Un pequeño entretenimiento ejecutado de una forma simple y delicada.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear