Por @Alvy — 22 de Enero de 2014

En Vértigo. De entre los muertos (Hitchcock, 1958) este efecto visual de cámara dejaba al espectador con una extraña sensación de… acrofobia (¡apropiadamente!) En Tiburón (Spielberg, 1975) dejaba ver el impactante asombro del protagonista al quedarse espeluznado ante lo que acaban de ver sus ojos.

Este famoso efecto visual es inconfundible. Lo inventó el cámara Irmin Roberts y básicamente consiste en usar el zoom mientras se desplaza la cámara en «sentido contrario» (normalmente un carrito conocido como dolly).

En total el montaje-homenaje de Vashi Nedomansky incluye 23 escenas, desde E.T. a Poltergeist o El señor de los anillos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear