Por @Alvy — 16 de Marzo de 2016

En este cortometraje un niño que sueña con aventuras espaciales se hace amigo de un anciano que dice ser un antiguo astronauta. Entre los dos construyen un «cohete» con una vieja aspiradora –un poco a lo rocketeer– para a continuación vivir una serie de extrañas historias de complicaciones hasta que llega el momento de la verdad.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear