Por @Alvy — 1 de Junio de 2014

Este cortometraje de Ferand Peek tiene el mérito de que, además de estar muy bien y contar una historia un tanto «diferente» (cómo un auditor de cuentas revisa los vídeos de los mercenarios de una misión) está realizado con relativos pocos medios.

Una buena parte de la historia la cuentan los gráficos; casi todo es el mismo plano del protagonista y los efectos especiales son pocos y adecuados para acompañar un poco a la historia. Entretenida.

(Vía Geeks Are Sexy.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear