Logo Lainformacion.com
< 4
Spam ridículo >

Películas

Las últimas películas que he visto:

Recomendada la de David Gale como muy buena, y Ejecutivo Agresivo como graciosilla.

Aproveché para leer al completo ese pedazo de clásico que es La Guerra de los Mundos, de H.G. Wells [hay versiones web y texto completas] pero… la verdad es que libro y película tienen poco que ver a partir de la página cuatro.

De acuerdo con que una adaptación de un libro tan antiguo es difícil (el original es de 1896) pero es que las diferencias, no achacables a las cinco décadas de adaptación lógica, son abismales: en la película hay tantos elementos hollywoodienses que se hacen completamente chocantes:

  • En el libro el protagonista es un filósofo casado; en la película es el clásico científico soltero gafotas al que se intenta ligar la ayudante (rubia hollywoodiense).
  • El libro transcurre en Inglaterra, la película en California.
  • La película incluye múltiples escenas pro-religiosas, termina con el narrador contando lo de «Dios nos ha salvado», aleluyas etc. y una música de «The End» propia de Los Diez Mandamientos; en el libro el Párroco tiene un papel muy secundario y además el protagonista se ve obligado a matarlo cuando enloquece. La referencia a que Dios fue el creador de las bacterias que acaban con los marcianos –y no las armas de los humanos– está también incluida, pero ni de lejos con la intensidad de la película.
  • El libro transcurre durante al menos 3 ó 4 semanas desde la llegada de los marcianos: en la película apenas se narran dos o tres días. Las mejores escenas del libro son las dos semanas de huída y encierro que debe mantener el protagonista por un aterrador Londres vacío y sus alrededores (me recordó a El Pianista. En la películas esas escenas de desolación son únicamente los últimos diez minutos.
  • En el libro aparecen, además de los Cilindros que aterrizan, las Máquinas de Combate y el Rayo Calórico, elementos «marcianos» como el Humo Negro, la Hierba Roja, las Máquinas Manipuladoras y unos cuantos marcianos bien visibles haciendo muchas cosas, que son descritas por el protagonista. En la película sólo aparecen las Máquinas de Combate y sus Rayos Calóricos y las clásicas escenas de miedo cuando están encerrados en la casa.
  • Los marcianos del libro son esféricos (cabeza-cuerpo), no tienen piernas ni brazos, tienen tentáculos en la boca, se comen a los humanos, se les ve construir artefactos… en la película apenas se les ve hasta el final (para que den más miedo, supongo), y sólo se aprecia que tienen brazos tres dedos y ventosas.
Supongo que la adaptación radiofónica de Orson Welles que causó el pánico en 1938 era mucho mejor (seguramente, “el mayor hoax de todos los tiempos”). [Se ha conservado y se puede oir en wav o mp3].

He leído por ahí que se está preparando otro remake para 2004, tal vez con Schwarzenegger. A ver qué tal esa nueva versión.