Por @Alvy — 10 de Junio de 2021

Archivo de Google Noticias

Seguro que esto es más viejo que una máquina de Turing a pedales, pero un tuit de Ramón –que siempre anda compartiendo enlaces interesantes– me lo recordó, y aunque hacía siglos que no pasaba por allí, bien merece la pena revisitarlo.

Se trata de la Hemeroteca de Google Noticias, una colección de periódicos antiguos digitalizados que se puede consultar en su formato original, porque están escaneados y luego pasados por un programa de reconocimiento de textos. Oro puro de la arqueología digital y periodística. El contenido proviene de PaperOfRecord.com, un archivo que adquirió Google hace más de una década y que en su momento alcanzó los 21 millones de imágenes.

Uno de los mayores tesoros periodísticos que todavía esconde la red: colección de 2.409 periódicos a texto completo, de los últimos tres siglos. Una maravilla con la que pasar las horas husmeando. – @RSalaverria

ImgImgImgSi el sitio se ve un poco viejuno y abandonado, sin seguir las reglas del Material Design de Google y blablabla es porque el proyecto quedó discontinuado y hace siglos que ya no escanean nada. Supongo que básicamente porque hay otra forma de acceder a los periódicos online hoy en día, de lo que se encarga Google News. Dijeron que a lo mejor le daban un repaso visual, pero nada. De todos modos tiene su encanto.

A pesar de su estado todavía funciona: hay unos 2.400 periódicos, principalmente estadounidenses –y de prensa muy, muy local– pero también otros europeos. Los archivos, eso sí, tienen sus limitaciones: no están todos los ejemplares y de algunas cabeceras apenas hay decenas o cientos de páginas. Otros tienen muchísimos más ejemplares con todas sus páginas –fotos y anuncios publicitarios incluidos– y aunque la calidad del escaneo es muy variable es curioso hojearlos.

Lo más interesante es sin duda la organización cronológica (tras elegir una cabecera: década > año > mes > semana > día) y también que la búsqueda por palabras suele funcionar (aunque la Ayuda al respecto irónicamente no funciona muy bien).

Entre las cosas raras que se pueden encontrar están las noticias de algunos acontecimientos históricos –lo cual es interesante porque hay algunos que se remontan al siglo XVIII– y lo que no son noticias: anuncios clasificados, publicidad, programaciones de televisión y cine o predicciones meteorológicas.

El típico sitio para perderte cualquier día de aburrimiento y aparecer horas y horas después preguntándote qué haces comparando los precios de las cadenas de música y los primeros televisores en color con los equipos de hoy en día. O algo más rebuscado. Un gran bonus: de todo lo que encuentres puedes obtener un hiperenlace permanente para guardarlo para el futuro.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 8 de Junio de 2021

Phil Zimmerman (CC) Matt @ WikimediaEl software criptográfico PGP cumple hoy 30 años. La versión 1.0 se lanzó a las redes en 1991, una época en la que el software circulaba principalmente por listas de correo, las BBS (boletines electrónicos) y los servidores de FTP que servían de repositorios. Recuerdo haberlo visto anunciado en la lista de los cypherpunks y luego haberlo bajado en aquella época de CompuServe, uno de los primeros sitios en los que se distribuyó así un poco de tapadillo. Fue el momento en que se popularizó realmente la criptografía de clave pública en el correo electrónico, y también de la autenticación mediante firmas digitales. Venía con todo el código fuente, era gratis para usos no comerciales y cualquiera podía usarlo. Era un software era tan poderoso que ni la mítica NSA podía romper sus claves.

Cuenta la leyenda que para evitar problemas Phil Zimmerman, su creador, se lo entregó a varios amigos, quienes se encargaron de subirlo a Usenet (los foros de debate de la época) de los cuales fue saltando a otros sitios – para que todo el proceso fuera lo más anónimo posible dado que se «avecinaba tormenta». El código fuente se publicó en un libro en papel que salió de Estados Unidos, para evitar los controles de exportación de «cosas secretas». Con todo eso comenzó la distribución masiva: el genio estaba fuera de la botella.

Con el tiempo surgieron muchas versiones de PGP, Zimmerman acabó vendiendo su empresa y se dedicó a otros aspectos de la ciberseguridad. Hoy ha escrito un mensaje/carta de recordatorio con motivo del aniversario:

Tal día como hoy en 1991 se subió a Internet Pretty Good Privacy (PGP). El día anterior se lo había enviado a un par de amigos para que lo distribuyeran. Esto dio comienzo a una década de luchas para acabar con los controles de exportación de Estados Unidos sobre el software criptográfico fuerte. Tras la publicación de la versión 1.0 de PGP varios ingenieros se presentaron como voluntarios y realizamos muchas mejoras. En septiembre de 1992 lanzamos PGP 2.0 en diez idiomas, diversas plataformas y con nuevas funcionalidades, incluyendo el modelo de confianza que permitió que PGP se convirtiera en el método de cifrado de correo electrónico más utilizado.

Me convertí en el objetivo de una investigación penal por violar la Ley de Control de Exportación de Armas al permitir que PGP se extendiera por todo el mundo. Esto impulsó aún más la popularidad de PGP (…) Las restricciones a la exportación de EE.UU. finalmente cayeron en el año 2000. PGP encendió la década de las guerras criptográficas, lo que hizo que todas las democracias occidentales abandonaran sus restricciones al uso de criptografía fuerte. Fue una década histórica y emocionante, y un triunfo del activismo por el derecho a mantener una conversación privada.

(…) Aquí estamos, tres décadas después, y la criptografía fuerte está en todas partes. Lo que era glamuroso en la década de 1990 es ahora mundano. Han cambiado muchas cosas en estas décadas. Es mucho tiempo en años-perro y años-tecnología. Mi propio trabajo cambió a la telefonía y los mensajes de texto seguros de extremo a extremo. Ahora tenemos una criptografía fuerte y omnipresente en nuestros navegadores, en las VPN, en el comercio electrónico y en las aplicaciones bancarias, en los productos de la Internet de las Cosas (IoT), en el cifrado de discos, en la red TOR, en las criptodivisas. Y en un resurgimiento de las implementaciones del protocolo OpenPGP. Parece imposible volver a meter al genio en su botella. – Phil Zimmerman.

En el mensaje de Zimmerman hay algunas anécdotas humanas relevantes, como que le consta que su software permitió la evacuación segura de 8.000 civiles durante el conflicto de Kosovo, protegió las comunicaciones de los investigadores de crímenes de Guerra en Guatemala y de la Resistencia política en Burma en los 90. Incluso hay gente que se le ha acercado en conferencias para darle las gracias por estar vivo gracias a su software. Desde luego hizo muchas más cosas que eso, muchas de las cuales nunca sabremos. Todo un ejemplo de auténtico trabajo de un cypherpunk, haciendo bueno el dicho: «lo que hacen los cypherpunks es escribir código».

{Foto: Matt @ Wikimedia. Traducción: DeepL.}

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Wicho — 2 de Junio de 2021

Resultado de la votación
Resultado de la votación en el Parlamento Europeo en la que se aprobó la DEMUD - vía Julia Reda

No a la #LeyUribes. Contra la censura privada aprobada mediante real decreto ley, sin transparencia y sin debate previo. Movilización general, como en su día contra la Ley Sinde, como en su día contra la LSSI.

– @BufetAlmeida

El Gobierno de España está a punto de reformar la Ley de Propiedad Intelectual para trasponer la Directiva Europea de los Derechos de Autor en el Mercado Único Digital (DEMUD). Aquella que incluye los polémicos artículos 15 y 17 (probablemente más conocidos aún como 11 y 13) sobre propiedad intelectual, Será por Real Decreto Ley mediante la ya conocida como Ley Uribes. Tenían cierta prisa porque a partir del 7 de junio terminaba el plazo para hacer la transposición y nos puede caer una multa. Pero por lo visto nos han dado un plazo de gracia de seis meses, así que a ver.

Según resumía en su momento la eurodiputada Julia Reda el Artículo 15 permitirá a los editores de prensa reclamar compensaciones económicas enlazar sus contenidos si al hacerlo incluyes cosas como el título del artículo con el que enlazas o previsualizaciones al estilo de las que hace Facebook o pequeños extractos como los de Google.

Si no pagas no lees

El Artículo 17, por su parte, exige a cualquier sitio al que los usuarios puedan subir contenido a instalar unos sistemas de filtrado para evitar que se publiquen contenidos sujetos a derechos de autor. El problema, aparte de los falsos positivos que se puedan producir, es que los teóricos titulares de los derechos de autor pueden reclamar lo que les dé la gana sin que pase nada aunque las reclamaciones no estén motivadas.

Filtrando

Entidades culturales y de la sociedad sociedad civil como Creative Commons España, la Federación Española de Sociedades de Archivística, Biblioteconomía, Documentación y Museística (FESABID), Interferencias, Wikimedia España y Xnet alertan sobre los efectos de una transposición sesgada de la directiva al ordenamiento español y critican la opacidad del proceso llevado a cabo por el Gobierno.

En especial cuando la transposición de la directiva europea podría haberse realizado mediante trámites parlamentarios ordinarios y con tiempo de sobra para un debate abierto sobre las opciones disponibles; otra cosa es que eso probablemente tampoco habría servido de mucho porque la mayoría del arco parlamentario está a favor de esta directiva.

Así que tendremos que ver la redacción fina de la Ley Uribe y en especial del reglamento que servirá para aplicarla. Pero la cosa no pinta excesivamente bien.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Wicho — 2 de Junio de 2021

Suelo seguir con interés el informe sobra la Sociedad Digital en España que publica desde hace varios años la Fundación Telefónica. Pero esperaba el de 2020-2021 con especial interés por todo lo que trajo la pandemia de digitalización forzada y a marchas forzadas en muchos campos. Ya está disponible como Sociedad Digital en España. El año en que todo cambió.

La emergencia sanitaria ha traído consigo la aceleración de la transformación digital que llevaba en marcha desde las últimas décadas. De la noche a la mañana, numerosas actividades de la vida cotidiana de las personas tuvieron que realizarse obligatoriamente a través de las redes por el imperativo del confinamiento y el distanciamiento social impuestos por el coronavirus. Nuestro país y los de nuestro entorno se han visto de pronto sumidos en el teletrabajo y en la educación a distancia, han experimentado un auge en las finanzas y las compras electrónicas, han conocido cómo se afianzan cada vez más las plataformas de ocio digital entre los ciudadanos, y, en el terreno empresarial, las compañías más rezagadas están comprendiendo la importancia que tiene la tecnología para poder competir en los mercados del siglo XXI.

Es un PDF de 637 páginas, así que lleva tiempo digerirlo. Pero hay una versión interactiva que lo resume para empezar a hincarle el diente.

Unos cuantos puntos a destacar tras un primer vistazo rápido:

  • La resiliencia tecnológica; la capacidad de las infraestructuras para absorber un aumento de tráfico desproporcionado y no esperado. Brechas digitales de acceso aparte.
  • El teletrabajo llegó para quedarse, algo que no sé si acabo de creerme de todo pues me consta que en muchos sitios en cuanto se levantaron mínimamente las restricciones todas las personas que trabajaban allí tuvieron que reincorporarse por muy bien que estuviera funcionando el teletrabajo. Pero me gustaría poder creérmelo.
  • Un desafío para la educación; la educación digital. Y es que los nativos digitales no existen, como quedó claramente demostrado. Aunque también el profesorado y las autoridades competentes necesitan, en muchos casos, ponerse las pilas.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear