Por @Alvy — 30 de Marzo de 2020

Biblioteca del Internet Archive

En la Biblioteca para préstamo de libros de The Internet Archive hay una gigantesca colección de libros escaneados que se pueden tomar prestados como si fuera una biblioteca física. En total hay 1.415.418 libros a día de hoy. Sí: 1,4 millones de volúmenes clasificados por años, temas, títulos, autores y otros metadatos. Y accesibles con la palabra mágica: gratis.

Se puede encontrar un poco de todo, especialmente en inglés: hay libros de texto y técnicos pero también libros de ficción, poesía y narrativa de todo tipo – como en una biblioteca normal y corriente. Al parecer proceden de originales físicos de donaciones de bibliotecas que ya no los necesitaban o de donaciones de particulares. Ha llevado años escanearlos y preservarlos para el futuro.

La forma de leerlos es descargarse Acrobat Digital Editions y después bajarse cualquiera de los libros que se quieren examinar; se puede elegir la versión en calidad normal o alta. Se pueden leer en el navegador web, pero con Digital Editions (requiere registro con una cuenta Adobe) es más cómodo porque además funciona en varios dispositivos personales a la vez: tableta, móvil, etcétera.

La descarga/préstamo permite leer los libros durante dos semanas, momento en el que los ejemplares digitales –que vienen cifrados– se autodestruyen/devuelven cual lágrimas en la lluvia. Y supongo que luego se pueden pedir otra vez, aunque no lo he comprobado.

Lo curioso de esta colección es que muchos de los libros tienen su copyright normal y corriente pero se pueden tomar prestados unos días como en una biblioteca cualquiera. El área legal en el que se mueve todo esto dicen en Ars Technica que es donde lo vi que «es un poco gris» pues los libros físicos existen y alguien los compró en su día y prestarse se prestan (y también devuelven/desparecen), lo cual podría estar por encima de otras consideraciones al ser la puesta a disposición del público la misión de las bibliotecas y archivos de este tipo. Naturalmente esto variará de país a país.

The Handbook of Highway Engineering

Yo para probarlo he cogido prestado The Handbook of Highway Engineering, de T.F. Fwa, que se menciona en la novela Microsiervos, y que con 896 páginas es un poco inabarcable y técnico; el típico libro no para comprarlo sino para tomarlo prestado u hojearlo en la biblioteca porque es suficientemente interesante como para cotillearlo un rato.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Wicho — 28 de Marzo de 2020

Impresión artística de un satélite OneWeb en órbita - OneWeb
Impresión artística de un satélite OneWeb en órbita - OneWeb

Tal y como adelantaba Bloomberg hace unos días OneWeb se ha declarado en bancarrota. Lo hace bajo el capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos, lo que quiere decir que aún cabe la posibilidad –remota– de que la empresa se recupere.

La causa inmediata de la declaración en bancarrota es que se ha quedado sin financiación. No ha conseguido las inversiones que necesitaba para poder seguir haciendo frente a sus gastos y la deuda acumulada y su principal accionista, SoftBank, ha decidido también no meter más dinero.

Causas más indirectas pero probablemente más relevantes son el no disponer de un lanzador «low cost» como por ejemplo SpaceX, que usa sus propios Falcon 9 reutilizados para los lanzamientos de satélites Starlink y la situación de incertidumbre generalizada causada por el coronavirus.

El objetivo de OneWeb era lanzar una constelación de satélites para dar acceso a Internet de alta velocidad y baja latencia en cualquier lugar del mundo, embarcaciones y aeronaves incluidas. Pero especialmente aquellos sitios a los que no llegan las infraestructuras de telecomunicaciones. Para ello planeaba lanzar 648 satélites (588 activos y 60 reservas) en una primera etapa y luego aumentar el número de satélites en órbita en caso de que aumentara la demanda.

Despegue del cohete - Roscosmos
Despegue del que probablemente será el último lote de satélites OneWeb - Roscosmos

El objetivo era llevar a cabo diez lanzamientos este año incluyendo los dos ya hechos. Pero esto queda, por supuesto, descartado. Así que la quiebra, aparte de a las personas que trabajan en la empresa, afectará a empresas como Arianespace –que con una deuda de 238 millones de dólares se convierte en el principal acreedor–, Roscosmos y Virgin Orbit, con las que tenía contratados lanzamientos.

La declaración de bancarrota viene apenas cinco días después de que la empresa llevara a cabo el lanzamiento de su tercer lote de satélites. La mayoría de las aproximadamente 500 personas que trabajan en la empresa serán despedidas, aunque un equipo mínimo para mantener en funcionamiento los 74 satélites seguirá trabajando. Esto permitirá a OneWeb mantener sus licencias de emisión por si la cosa se arregla en el futuro; esas licencias no dejan de ser uno de sus activos de cara a cualquier posible negociación. Lo que no puede hacer es ofrecer ningún tipo de servicio con los satélites que tiene en órbita porque aún no son suficientes.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Wicho — 22 de Marzo de 2020

Despegue del cohete - Roscosmos
Despegue del cohete - Roscosmos

Tras un lanzamiento sin problemas OneWeb ya ha establecido contacto con los 34 nuevos satélites puestos en órbita ayer. Fueron colocados en una órbita casi polar de 450 kilómetros de altitud. Usarán sus propulsores para subir a los 1.200 en los que operarán.

Impresión artística de un satélite OneWeb en órbita - OneWeb
Impresión artística de un satélite OneWeb en órbita - OneWeb

Es el tercer lanzamiento de satélites de esta constelación tras el de seis satélites en febrero de 2019 y el de otros 34 en febrero de 2020. Eleva el total de satélites activos de la constelación a 74.

El objetivo de OneWeb es lanzar una constelación de satélites que ofrecerán acceso a Internet de alta velocidad y baja latencia –como si tuvieras fibra, dicen– a cualquier lugar del mundo. Esto incluye embarcaciones y aeronaves pero especialmente aquellos sitios a los que no llegan las infraestructuras de telecomunicaciones.

Para ello planea lanzar 648 satélites (588 activos y 60 rservas) en una primera etapa aunque el objetivo es aumentar el número de satélites en órbita si aumenta la demanda. El objetivo era llevar a cabo diez lanzamientos este año incluyendo los dos ya hechos. Pero está por ver cómo afecta la pandemia de coronavirus a la producción y envío de los satélites a sus lugares de lanzamiento.

Y tampoco hay que olvidar que se rumorea que SoftBank, el accionista principal de OneWeb, está considerando declararla en bancarrota porque los costes están siendo mayores de lo esperado y no llegan nuevas inversiones.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Wicho — 21 de Marzo de 2020

El cohete en la plataforma de lanzamiento - OneWeb
El cohete en la plataforma de lanzamiento - OneWeb

Todo está listo en el Cosmódromo De Baikonur para que Arianespace lleve a cabo el lanzamiento del tercer lote de satélites de la constelación OneWeb de acceso a Internet. Está previsto para las 18:06, hora peninsular española, del 21 de marzo de 2020. Se podrá seguir a través de Internet a partir de las 17:00.

Si todo va según lo programado la etapa superior Fregat del Soyuz 2-1b dejará los satélites en una órbita de 450 kilómetros de altitud tres horas y 45 minutos después del despegue. Son los número 41 a 74 de esta constelación. Con los que tienen en órbita ya dan cobertura a Alaska y Noruega.

OneWeb es uno de los varios proyectos en marcha que tienen como objetivo dar acceso a Internet en cualquier lugar del mundo, incluyendo terminales móviles en embarcaciones y aeronaves, a través de satélites artificiales. Sus planes pasan por poner en órbita una constelación de hasta 1.980 satélites en distintos planos orbitales, aunque en una primera etapa se limitarán a lanzar 650 hasta que vaya subiendo la demanda.

Uno de los satélites OneWeb
Uno de los satélites OneWeb. Cada uno de ellos mide 1×1×1,3 metros –paneles solares aparte– y pesa unos 150 kilos – OneWeb

El problema es que, al menos según cuenta Bloomberg, se están quedando sin dinero, así que SoftBank, su principal accionista, está considerando la declaración de bancarrota. Los costes de fabricación y lanzamiento están siendo más alto de los previstos y tiene una dura competencia, en especial por parte de la constelación Starlink de SpaceX.

En cualquier caso por ahora tiran «p'alante».

El lanzamiento, por cierto, está dedicado a la memoria de Alexei Leonov. Fallecido el pasado mes de octubre fue el protagonista del primer paseo espacial de la historia el 18 de marzo de 1965, casi 55 años justos antes del lanzamiento de OneWeb, Aunque casi no lo cuenta.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear