Por @Alvy — 29 de Junio de 2019

Lighthouse Map

Es sabido que cada faro tiene un secuencia de destellos diferente, algo que técnicamente se denomina luz característica o apariencia. En esta web llamada Lighthouse Map muestra un mapa –principalmente de las costas de Europa– donde aparecen todos ellos, parpadeando del mismo modo del que lo hacen en realidad.

La luz característica es una especie de código de patrones de destellos largos o cortos y «eclipses», que combinados con colores permiten diferenciar unos faros de otros si no se conoce exactamente la posición de una embarcación pero se ven brillar en la oscuridad. Esto es importante en la navegación marítima y cada secuencia se puede resumir en un código del estilo GpD(3)BR 10s 41m 25M que indica el color, la duración de los destellos, la altura del faro y su visibilidad.

Este mapa interactivo de faros es una creación de Geodienst con datos de OpenStreetMap y cuyo código y fuentes de datos están en Github: Beacon map. Dependiendo de las zonas habrá más o menos información, pero al parecer incluye datos tanto de faros como de algunas balizas, boyas y luces de puerto. ¿De dónde hay más datos? Sorprendentemente –o quizá no– en las costas de Noruega.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 26 de Junio de 2019

Wayback Machine / comparar páginas (beta)

La Wayback Machine es junto con su papi Archive.org uno de mis megaproyectos favoritos de Internet, una auténtica joya, crème de la crème, probablemente una de las mejores iniciativas que junto a la Wikipedia hayan surgido en todas estas décadas. A su capacidad para rastrear y archivar todo lo que existe (al estilo Googlebot) se añade la independencia y frescura que han conseguido con la labor de unos apasionados arqueólogos de la red, curadores y bibliotecarios del joven mundo digital.

Hace años esta máquina del tiempo de Internet se rediseñó y quedó bien bonita. Ahora se está probando una nueva función que compara y muestra los cambios de contenido y aspecto de cualquier web archivada, marcando las diferencias con color: amarillo = borrado; azul = añadido.

Wayback Machine / comparar páginas (beta)

Esta función es muy similar a la que ofrece la Wikipedia para comparar las ediciones de los artículos a lo largo del tiempo, algo que también ofrecen otros servicios a modo de «control de versiones» de cambios, ediciones, etcétera. En un momento dado puede venir bien para ver rápidamente qué ha cambiado en una página web concreta a la que se pueda acceder desde la WWW, porque detecta los cambios tanto de contenido (texto) como de aspecto (diseño). Por ahora está en pruebas beta, pero funciona razonablemente bien.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 20 de Junio de 2019

YouGlish: aprender inglés con ejemplos en vídeo y pronunciación en contexto

YouGlish es una idea ingeniosa para aprender más sobre la pronunciación del inglés, muy en la línea de Forvo –un clásico entre nuestros favoritos– pero con una diferencia: las palabras se aprenden en el contexto de frases completas y los ejemplos están tomados de vídeos de YouTube con su correspondiente transcripción.

Otro de los pluses es que los vídeos –al menos todos los que he probado, que han sido unos cuantos– suelen proceder de sitios de reputada calidad tales como charlas TED, conferencias, lecciones magistrales, mesas redondas y similares. No son pronunciaciones de vídeos caseros, vaya.

Además hay cientos o incluso a veces miles de vídeos distintos con la misma pronunciación. Sin ir más lejos hay 2.790 formas de pronunciar vegetable y 173 de quantum entanglement. Pero es mejor todavía: podemos ver 31 formas de pronunciar «with great power comes great responsibility», esa implacable cita del tío de Spider-Man que la gente incluye con total seriedad en discursos de graduación, conferencias y similares.

Tras buscar un término la palabra o expresión elegida aparece resaltada en el momento exacto, pero si se quieren ver más ejemplos basta pulsar el icono del botón de Siguiente.

YouGlish dice tener unos 30 millones de «pistas» registradas, así que se pueden comprar pronunciaciones de todo tipo, origen y acento (se pueden elegir o bien cualquiera o bien inglés británico, americano o australiano). Con lo cual, por cierto, he descubierto que Matt O'Dowd de PBS Space Time es australiano (aunque es profesor en Nueva York).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 17 de Junio de 2019

Genius es un sitio de música en el que principalmente se recopilan letras de canciones, algo que comenzaron haciendo con canciones de rap, luego de hip-hop y hoy en día de cualquier estilo. En total tienen ya unos 25 millones de letras (lyrics) de canciones de todo tipo.

Tan ingente cantidad de información bien curada, revisada, organizada y clasificada es muy golosa, y aunque las letras de una canción son las que son, no está muy bien copiarlas sin más de su web (aparte de otras cuestiones legales, como por ejemplo que las letras tienen un copyright de sus autores, etcétera¹). Google solicitó permiso para acceder a ellas a través de una API hace años, pero Genius dijo simplemente «no, gracias».

Así que Google (o alguien a quien Google pagó) parece que decidió copiarlas tal cual extrayéndolas de su web con robots y técnicas de scrapping. Naturalmente esto no era fácil de detectar ni demostrar, pero Genius se dio cuenta por pequeños detalles. Avisaron a Google, quienes negaron haber copiado nada.

Entonces Genius hizo como han hecho desde tiempos inmemoriales los creadores de textos, callejeros, mapas y otros contenidos golosos, que incluyen lugares imaginarios y errores adrede para detectar si alguien les copia: ponerles una trampa.

En este caso Genius utilizó los apóstrofos para codificar un mensaje en morse en algunas de las letras de las canciones. Hay varios tipos de apóstrofos, y combinando el vertical (') y el inclinado (’) que en la práctica son lo mismo y apenas se diferencian visualmente, se pueden usar como si fueran ceros y unos de un código, por ejemplo código morse.

De modo que codificaron un mensaje del tipo «Te hemos pillao con el carrito del helao» (RED HANDED) y allá que llegó el robot copiador para llevarse el texto tal cual. Tiempo después al buscar en Google la letra de algunas de estas canciones aparecía el resultado original, código secreto incluido, demostrando así el origen del texto. Fin de la historia y tirón de orejas para Google… y quién sabe si algo más.

Más detalles en el artículo del Wall Street Journal: Lyrics Site Accuses Google of Lifting Its Content.

___
(1) La ironía de esto es que hay quien apunta [ver hilo] que tampoco está muy claro cómo consigue Genius las letras de canciones en primer lugar: si de los autores y discográficas con licencia, si de un equipo de voluntarios o extrayéndolas de otros sitios por el mismo sistema que Google, en cuyo casi dicen que se podría aplicar aquello de Quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón.

Actualización (18 de junio de 2019) – Google ya ha contestado echando la culpa a su «proveedor de letras de canciones», a quien tirarán de las orejas para que no se repita. Además de eso, incluirán una nota indicando de dónde han salido las letras en cada caso.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear