Por @Wicho — 15 de Enero de 2021

La Wikipedia celebra hoy su vigésimo aniversario. Poco más hay que decir a estas alturas acerca del que es, sin duda alguna, uno de los pilares de Internet tal y como la conocemos. Y del MundoReal™, porque, cada vez más, Internet y el MundoReal™ están absolutamente imbricados.

Marilín Gonzalo ha escrito un estupendo artículo sobre estos veinte años, Wikipedia, 20 años de la utopía realizada. Aunque conviene leer también este hilo de Javier de la Cueva sobre cómo un pequeño grupo de irreductibles editores se plantaron y consiguieron evitar la facebookización de este maravilloso proyecto.

¡Larga vida a la Wikipedia!

Y buen momento para recomendar de nuevo la lectura de El infinito en un junco, una deliciosa historia del origen los libros y de nuestra cultura. De aquellos libros vienen estas Wikipedias y proyectos asociados.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 7 de Enero de 2021

@RealDonaldTrump

Que al mismísmo Presidente de los Estados Unidos le hayan restringido e incluso suspendido el uso de diversas cuentas redes sociales no es algo que se vea todos los días. Twitter, Facebook, Instagram, YouTube… Todo a raíz de que las usara como instrumentos para difundir información falsa y azuzara e instigara a las masas hasta el punto de que se hayan producido importantes disturbios e incluso víctimas humanas. «Protestas del Capitolio» es el nombre que Wikipedia ha asignado a lo sucedido ayer – a falta de debatir si acaba llamándose «golpe de estado», «insurrección» o «gracieta de un señor con cuernos que pasaba por allí».

Según cuentan en la CNBC y TechCrunch:

  • Twitter marcó como información falsa varios tuits –@RealDonaldTrump acumula ya cientos de ese tipo de avisos– y finalmente bloquearon la cuenta durante 12 horas tras «repetidas y graves violaciones de las políticas de integridad cívica». Además le pidieron borrar dos tuits, uno de ellos con un vídeo, para recuperar el acceso, cosa que al parecer hizo. Algunos otros de sus tuits no se pueden retuitear ni favoritear.
  • Facebook también consideró que había dos tuits especialmente polémicos y peligrosos por «incitación a la violencia» y bloqueó la cuenta durante 24 horas. Esto se extendió a la cuenta de Trump en Instagram, servicio que también es propiedad de Facebook.
  • YouTube también eliminó el mismo vídeo que se grabó después de los incidentes por continuar «difundiendo información falsa sobre el resultado de las elecciones».

Hay que destacar que Trump también tiene acceso a @POTUS, la «cuenta oficial del gobierno» (President Of The United States) donde apenas tuitea pero a veces aparecen filtrados los tuits que son menos polémicos y no están marcados como falsos. También está por ahí la cuenta @FLOTUS de la Primera Dama.

Estaba claro que la relación de Trump con las redes sociales es –o era– altamente tóxica, y que no se puede dar un «altavoz mundial» a alguien que recibe continuamente avisos por sus excesos verbales, día sí, día también. Hay quien opina –me incluyo– que los responsables de Twitter, Facebook y Google han llegado demasiado tarde con medidas casi simbólicas que hubieran merecido ser aplicadas mucho antes y con mayor contundencia. Y todavía está por ver en qué acaba la cosa.

Actualización – Zuckerberg de Facebook anuncia que el bloqueo de la cuenta de Trump será «indefinido, y de al menos dos semanas» debido al «riesgo» de que siga haciendo mal uso de ella.

Más – La Wikipedia en español ha renombrado «Protestas en el Capitolio de 2021» por «Asalto al Capitolio de 2021». En inglés están usando «2021 storming of the Capitol».

Y más – Finalmente le han suspendido la cuenta de forma definitiva, no se pueden leer sus miles de tuits y también han borrado tuits que ha publicado en la cuenta @POTUS. A esto ha seguido el cierre de cuentas de otros colaboradores que ha intentado usar a modo de «cuenta B». A Twitter le han seguido Facebook e Instagram. Además de eso Facebook está borrando cuentas y páginas de colectivo QAnon y Twitter las que se han usado de forma coordinada en las acciones de Trump. La acción parece haberse movido a Parler, una app estilo Twitter pero con «mayor libertad de expresión» donde es difícil que borren cuentas. Google ya ha eliminado esa app de su tienda de aplicaciones y Apple se lo está pensando.

Y más de más – No sólo Google y Apple han retirado Parler de sus tiendas de apps; también Amazon les ha cortado el servicio de alojamiento de modo que ahora mismo y a menos que hagan muchas cabriolas técnicas no va a estar disponible en otro sitio ni se le espera.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 31 de Diciembre de 2020

Flash Coffin Dance

Una de las cosas que se lleva 2020 pero que no echaremos de menos es Adobe Flash. A partir de hoy, 31 de diciembre de 2020, la empresa dejará de sacar actualizaciones para él y de distribuirlo. Aunque lo cierto es que ya hace tiempo que los navegadores ya lo tienen desactivado por defecto. Y Adobe ya lo había avisado en 2017, así que tampoco es una sorpresa. Aunque yo ya me había quitado en 2013.

En su momento tuvo su razón de ser cuando el estándar HTML tenía un soporte prácticamente inexistente para contenidos multimedia y menos aún para interactividad. Pero llegó a ser una verdadera plaga porque muchos sitios en los que se usaba no ofrecían una alternativa, con los problemas de accesibilidad que eso suponía, aparte de los agujeros de seguridad de los que nunca estuvo exento.

Afortunadamente hace tiempo que tecnologías como HTML 5 y WebGL están ahí para recoger el testigo. Y The Internet Archive tiene un repositorio con un emulador en el que se pueden ejecutar animaciones, juegos y otros desarrollos hechos en Flash sin tenerlo instalado.

Así que hasta luego, Flash, y gracias por todo el pescado.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 31 de Diciembre de 2020

Draftback

Existe una extensión de Chrome llamada Draftback creada por James Somers, un desarrollador que sintió curiosidad por el funcionamiento de Google Docs allá por 2014. Si se instala en el navegador al abrir cualquier documento de Google Docs aparece como un botón en la parte superior. Con un clic analiza el documento y recupera de la nube de Google toda la secuencia de teclas que lo generó: letras, retornos, borrados y también los comandos de edición y formato…

Draftback_buttonLa visualización se puede pausar, acelerar o ver a velocidad real. La pulsación de cada tecla está guardada y se puede reproducir con precisión de microsegundos. Ver a Google Docs teclear algo que se escribió hace años con tal precisión resulta un poco inquietante, todo hay que decirlo (funciona con documentos desde mayo de 2010, más o menos). Si bien es cierto que casi todo el mundo sabe que la aplicación guarda las revisiones de los documentos, como la Wikipedia, casi nadie imagina que lo hace con tamaña precisión.

El trabajo de investigación y recuperación de esos datos es una auténtica genialidad y Somers lo explica con todo detalle en un artículo que publicó en 2014: How I reverse engineered Google Docs to play back any document’s keystrokes. Muy interesante para quienes gusten de hacer «ingeniería inversa» a todo tipo de software y hardware.

Draftback además puede mostrar unos pequeños gráficos estadísticos analizando el documento: cuándo se estuvo tecleando más o menos texto, cuál fue la actividad en diversas zonas del documento a medida que transcurrió el tiempo y demás. Examinar lo sucedido permite recuperar texto que de descartó, ver dónde se hicieron pausas –probablemente para leer o consultar otros documentos– y examinar en general cómo evolucionó el documento. Como dice su autor, «no es un simple vídeo, es una historia completa viva de cada letra del documento».

Esta misma técnica existe en otras aplicaciones como Etherpad y puede utilizarse para examinar cómo la gente escribe código de programación o para el trabajo en grupo. Aunque pueda parecer que se guardan cantidades masivas de información extra en las revisiones, Etherpad y Google Docs guardan simplemente los cambios temporales de un momento a otro, lo cual reduce bastante el espacio necesario.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD