Logo Lainformacion.com
< Análisis de Blade Runner: The Ultimate Collection
10 sitios web geeks de verdad >

La esperpéntica tramitación de la LISI en el Parlamento

Como ya hemos comentado en varias ocasiones en los últimos meses el Proyecto de ley de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información, más conocido como LISI, está en plena tramitación parlamentaria.

Es una ley que a todos los usuarios de Internet debería importarnos mucho, ya que esa ley decidirá buena cantidad de aspectos de cómo será Internet en España en los próximos años, entre ellos:

  • El que sólo los jueces puedan decidir la retirada de contenidos de la Red, no ciertos órganos competentes que autorizaría la LISI, como pretendían colarnos en el artículo 17 bis de la ley, aunque las últimas noticias son que ese artículo no encontraba apoyo en el Parlamento.
  • En que la información pública y pagada de nuestros bolsillos sea puesta a disposición de todo el mundo para su uso, copia, modificación y redistribución.
  • El establecemiento del acceso a Internet de banda ancha como un servicio universal y por tanto garantizado, pues es sorprendente la cantidad de lugares de España en los que todavía eso no es posible.
  • La neutralidad de la Red desde el punto de vista de los operadores de telecomunicaciones, para que no puedan influir en cómo funcionan las conexiones de sus clientes -nosotros- en función de acuerdos económicos y/o estratégicos, lo que no es pedir que la conexión a Internet sea gratis.

Y si por lo general políticos e Internet forman una mezcla explosiva, yo al menos conservaba la esperanza de que al menos tuvieran claro cómo va eso de tramitar una ley, pero después de leer la anotación Celtiberia Show en la web del Bufet Almeida, ya hasta tengo dudas de eso:

Enmiendas números 41 a 44 del Grupo Parlamentario Socialista. (Rumores.)

El señor MARQUÉS LÓPEZ: Estamos haciéndolo mal. (Rumores.) Perdón, nosotros lo que hemos planteado es que se mantengan para el Pleno todas las enmiendas, pero no que se incluyan en el dictamen, como estamos haciendo, pues eso es erróneo. Yo creo que, si están de acuerdo todos los grupos, deberíamos iniciar las votaciones, porque ha habido un lapsus; nos estamos equivocando.

El señor VICEPRESIDENTE (Muñoz Martín): Salvo que el señor letrado dé otra información, yo entiendo que lo que se ha votado, se ha votado.

El señor MARQUÉS LÓPEZ:Yo estoy de acuerdo en eso, pero también es verdad que nosotros lo que habíamos planteado era que pasasen todas las enmiendas al Pleno, pero no que se incluyesen en el dictamen. (Rumores.)

[...]

El señor LETRADO: Quedan incorporadas las enmiendas y suprimidos los artículos no afectados por ellas.

El señor SEGUÍ DÍAZ: Rogaría que el señor letrado nos aclarara en qué estadio nos hemos quedado.

El señor VICEPRESIDENTE (Muñoz Martín): El señor letrado lo aclara. Han quedado aprobadas todas las enmiendas y el texto que venía del Congreso queda sin ningún contenido.

Las negritas son mías, pero de verdad que tras leer varias veces el de la anotación enlazada, que no es otra cosa que un extracto del diario de la sesión de la Comisión de Industria en la que mutilaron el texto de la LISI, que quedó de esta guisa, la cosa aún me parece un diálogo propio de Les Luthiers o incluso de los Hermanos Marx.

Fue el Pleno del Senado el que después arregló la «desfeita» de la citada Comisión de Industria haciendo una interpretación amplia -yo diría que muy generosa- del Reglamento de la Cámara, terminando por aprobar el proyecto de Ley de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información, e introduciendo diversas enmiendas en él, motivo por el cual la ley deberá volver de nuevo al Congreso de los Diputados.

A ver qué sorpresas nos deparan sus señorías en esta nueva ronda.

Mientras tanto, el vídeo del debate del texto de la LISI en el pleno del Parlamento está aquí [Real Video, 1h 46min], y puede dar una idea de cómo están las cosas.

  • La LISI y sus «autoridades competentes», uno de los puntos más debatidos de este proyecto de ley es el que dice quién podrá solicitar la retirada de contenidos de Internet en el famoso artículo 17 bis.