Por Nacho Palou — 12 de Diciembre de 2012


En la oficina, escuchando la música del ordenador de casa.

Hay aplicaciones como LogMeIn que permiten acceder de forma remota desde el iPhone o desde iPad al escritorio del ordenador, y utilizarlo casi como si estuvieras sentado delante de él, aunque todo sucede a cámara lenta; Dropbox o Sky Drive son unidades de disco virtuales, que almacenan los datos en Internet. Cubby además sincroniza carpetas locales con carpetas remotas.

Quik.io es un poco la suma de todos estos conceptos: permite acceder remotamente a los archivos guardados en el ordenador —desde cualquier lugar con conexión a Internet— pero los archivos permanecen almacenados «físicamente» en el ordenador, no en Internet.

De modo que sirve para, por ejemplo, ver en el iPad películas o escuchar la música que está en el disco duro del ordenador; o acceder a documentos del ordenador de la oficina.

Y puedes acceder a ellos tanto si estás en la oficina, en el sofá de casa o en la habitación de un hotel en el otro extremo del mundo. Porque no es necesario estar en la misma red wifi. Se puede eligir a qué carpetas del ordenador (Mac o Windows) se quiere tener acceso remoto.

El único requisito es, evidentemente, que el ordenador remoto esté encendido y conectado a Internet. La app de momento es gratuita [App Store].

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear