Por @Wicho — 18 de Junio de 2009

Este es un pequeño artículo que me pidieron en La Voz de Galicia para apoyar la información sobre la concesión del premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica a Martin Cooper y Raymond Tomlinson.

La noticia completa está en Los padres del correo electrónico y el móvil ganan el Príncipe de Asturias

Casi siempre que se habla de Ray Tomlinson es para comentar como él fue quien allá por 1971 decidió utilizar la arroba (@) como parte de las direcciones de correo electrónico, pero aunque es cierto que él fue quien escogió la arroba, en sus propias palabras porque fue «el primero en llegar», en realidad su aportación a la historia de Internet es mucho más importante que eso.

La necesidad de usar la arroba u otro signo dentro de las direcciones de correo electrónico surgió de la idea que se le había ocurrido de que los usuarios del correo electrónico pudieran enviar mensajes no solo a otros usuarios del mismo ordenador, algo que ya se podía hacer, sino también a usuarios de otro ordenador, lo que en aquel momento era una idea revolucionaria.

Fue, para poner un ejemplo más cotidiano, como si a alguien se le hubiera ocurrido la forma de que los abonados telefónicos de una provincia pudieran llamar a los de otra.

Y esto, mucho más que la idea original de poder compartir ordenadores y recursos, fue la primera gran aplicación que triunfó en Internet, y sin duda es algo que ciertamente ha revolucionado la manera de comunicarse de millones de personas en todo el mundo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear