Por @Alvy — 5 de Marzo de 2009

FairShare

Llevo algunos días probando la beta de FairShare, un servicio muy intersante que se abrió al público ayer y que sirve para hacer un seguimiento de la utilización de los contenidos de tu blog en otros blogs y lugares de la red, tales como agregadores, sitios de noticias u otro tipo de servicios y páginas web en general.

La idea y forma de hacerlo es rápida y sencilla. Se empieza registrando el feed RSS del blog en el servicio, reclamándolo como propio digamos, y luego se deja que un robot se encargue a diario de buscar coindidencias y avisar de quién está usando el contenido (el arranque requiere unas 8 horas). Al registrar un feed se debe indicar el tipo de licencia con que se publica el contenido: o bien ninguna (el Copyright de toda la vida) o bien una licencia libre Creative Commons (atribución, compartir igual, no-comercial, etc.).

La forma de hacer el seguimiento a partir de entonces es mediante un feed RSS de resultados, privado, que proporciona FairShare, donde se puede ir viendo quién ha usado tus contenidos y en qué condiciones. Un ejemplo típico con nuestro blog sería este:

Un ejemplo de FairShare

Esto te indica que el artículo de Wicho La vida social se va a Internet fue reutilizado en este otro blog, que se copio más del 90% del artículo (unas 640 palabras), que quien lo hizo incluyó un enlace a la página original y que el blog que lo hizo no incluye publicidad. Como comodidad extra, los enlaces llevan a una página de FairShare donde aparece resaltado en fosforito todo lo que se copió del original.

En el caso de los blogs que utilizan licencias Creative Commons también se comprueba que el blog que quien reutiliza los cotenidos lo hace de la forma adecuada: si incluye un enlace al original como atribución, si se comparte con la misma licencia, etcétera. Esta parte no es una ciencia exacta porque depende mucho de cómo se republiquen las cosas e incluso de matices subjetivos, pero el sistema parece acertar bastante. Por otro lado no tengo claro y les estoy preguntando si consideran la inclusión de publicidad como actividad comercial o no respecto a la variante de licencia «no-comercial», algo que todavía se está debatiendo en las propias filas de Creative Commons. (Actualización (6 de marzo de 2009): me contestaron que aunque sobre el tema puede haber matices, el sistema considera automáticamente que si hay publicidad en la página se está haciendo un uso «comercial» del contenido; esto también crea ciertos problemas porque no detecta correctamente sitios en los que se enlace a tiendas o programas de venta por afiliación y similares, que también podrían ser considerados «uso comercial».)

Es probable que mucha gente utilice el servicio con fines puramente informativos, otros como medida de alerta y control ante el «robo» de contenidos sin atribución o la violación de las licencias con que se comparten éstos. En las pruebas realizadas el servicio se muestra implacable: es capaz de localizar contenido en blogs, páginas, agregadores, foros y otros sitios y acierta bastante en cuanto al resto de datos que proporciona (si hay enlaces, el tipo de licencia que usaron, si hay publicidad o no). Un detalle interesante es que te dice también cuántos artículos tuyos ha resuado ese otro sitio en el último mes, si son sitios muy visitados o no y los «promedios de copia» que están haciendo. Esto ayuda a distinguir a quien puntualmente reutiliza algo seguramente sin mala intención de los agregadores y bots que metódicamente copian y se apropian de todo sistemáticamente.

A partir de ese momento, y con esa información, cada cual puede hacer lo que considere oportuno con ella: si cree que se está produciendo un abuso puede escribir al propietario del otro blog/web para pedir que lo corrijan o dejen de hacer; también puede servir como seguimiento para diferenciar a los parásitos que sistemáticamente copian de forma automatizada contenidos de otros sin respetar sus licencias y denunciarlos –y a veces una denuncia ante Google es más dolorosa para ellos y efectiva que ante los tribunales–. También puede servir simplemente para admirarse y celebrar cómo se reutiliza el contenido que uno crea y libera en muchos otros sitios. En cualquier caso, la decisión de cómo licenciar lo que uno hace es una opción personal, y el decidir qué hace si no le gusta lo que está viendo que otros hacen con ello también.

El servicio actualmente permite controlar hasta cinco feeds en una misma cuenta, está diseñado y probado para funcionar con contenido en español (aunque la web está en inglés), únicamente texto (no imágenes ni otros tipos de contenidos) y entiende las seis variantes de licencias libres Creative Commons actuales, con quienes tienen además una colaboración muy directa.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear