Por @Wicho — 22 de Octubre de 2007

4 estrellas: Muy bueno, pero tarifas aún muy caras Vodafone Mobile Connect Módem USB HSPA/3G/EDGE/GPRS.

Módems USB VodafoneHace unas semanas Vodafone nos prestó su nuevo módem USB HSPA, así que después de haber hecho las pruebas pertinentes, este es nuestro análisis de su funcionamiento bajo Mac OS X.

El kit

El equipo viene en una caja muy similar a la del anterior modelo, el Vodafone Mobile Connect Modem, aunque este nuevo modelo llama Vodafone Mobile Connect Módem USB HSPA/3G/EDGE/GPRS.

Por lo demás, los contenidos son prácticamente iguales e incluyen:

Kit modem HSPA Vodafone

  • El módem USB propiamente dicho, en concreto un Huawei E270. Con unas medidas oficiales de 4,56×8,9×1,42 centímetros y un peso inferior a los 50 gramos es prácticamente igual que el anterior, aunque parece más grande al ser más rectangular.
    Como en el E220 la parte trasera incluye las correspondientes certificaciones, el número de serie y el IMEI del módem. La parte delantera sólo lleva el logotipo de Vodafone y un LED verde/azul para indicar que el módem está encendido y a qué tipo de red está conectado.
    Otras diferencias son que el conector USB ahora está en uno de los lados en lugar de al extremo y que la tarjeta SIM en lugar de en una bandeja ahora va metida en un compartimento con muelle que cierra con una puertecita de plástico que se abre con la uña y que no parece muy sólida, aunque en realidad tampoco debería ser un problema a menos que haya que cambiar de SIM con frecuencia.
  • Un cable USB A a USB mini de 20 centímetros.
  • Un cable con dos conectores USB A a USB mini de 85 centímetros que tendrás que utilizar si el puerto USB de tu ordenador no da la corriente suficiente para que funcione el módem, aunque tanto un MacBook Pro Core 2 Duo a 2,16 GHz como un iBook G4 a 900 MHZ como un Macintosh Mini Core Duo a 1,66 GHz lo hicieron funcionar sin problemas usando el cable corto de un conector, lo que es especialmente importante en el caso de ordenadores como el MacBook Pro que tienen dos puertos USB, pero uno a cada lado del ordenador, con lo que este cable no bastaría y habría que utilizar además un alargador USB.
  • La correspondiente documentación, que incluye:
    • Una Guía de inicio rápido.
    • La Información de seguridad.
    • La garantía.

Requisitos del sistema e instalación

A pesar de que la caja no menciona por ningún lado a los Macintosh ni a Apple este producto está también pensado para usuarios de Mac OS X, aunque a diferencia del caso de Windows Vista o XP el software no viene incluido en el módem, sino que hay que descargárselo de Tarjeta Datos Conecta Vodafone, donde también hay un FAQ y unas instrucciones de instalación, disponibles tanto en línea como para su descarga en formato PDF.

Vodafone Mobile Connect funciona con la tarjetas de datos PCMCIA, los módems USB, y la tarjeta Express Card de Vodafone, y es válido para sistema Mac OS X 10.3.5 y superiores (recomendado Mac OS X 10.3.9.), aunque para Macs con procesador Intel es necesario Mac OS X 10.4.4 o superiores.

Si tu Mac es más antiguo ten en cuenta que esta nueva versión de software no funciona en Mac OS X 10.2 y anteriores, con lo que no podrás utilizar este módem.

La instalación no tiene ningún problema, y para llevarla a cabo sólo hay que descomprimir el fichero zip, abrir el fichero dmg que contiene, y ejecutar el instalador, que como cualquier otro instalador bajo Mac OS X pide la clave de administrador, así que es necesario que haga la instalación alguien que sepa esa clave.

La aplicación sigue siendo una versión personalizada para Vodafone de Mobile High Speed de Nova Media y sigue sin ser una aplicación universal, por lo que en los Macintosh con procesador Intel correrá bajo Rosetta, aunque en la práctica eso no es ningún problema.

Igual que la versión anterior, no arranca automáticamente al conectar el módem al Macintosh, con lo que lo más cómodo es colocarla en el Dock o poner un alias en algún sitio de cómodo acceso para poder lanzarla sin tener que ir a buscarla a la carpeta de Aplicaciones, que es el lugar en el que se instala por defecto.

Otra cosa que no ha cambiado es que la aplicación todavía no es capaz de leer los SMS enviados a la tarjeta, con lo que no puede mostrar los avisos sobre el saldo y similares.

En uso

Después de enchufar el módem, el LED parpadeará en verde con dos parpadeos rápidos seguidos de una pausa para indicar que está listo para funcionar, y a partir de ese momento ya se puede arrancar Vodafone Mobile Connect, que según arranque solicitará el PIN de la tarjeta SIM, aunque hay una opción para que lo memorice y no lo pida cada vez.

Una vez introducido el PIN el software comienza a buscar la señal de Vodafone o del operador en roaming oportuno, y es importante tener en cuenta que en su modo de funcionamiento por defecto el software escoge la opción Mejor banda ancha 3G disponible (HSDPA)/3G/GPRS, lo que en realidad quiere decir que escoge la más fuerte que detecta, no la más rápida, con lo que si hay cobertura 2G (GPRS) y 3G pero la primera llega con más fuerza que la segunda, Vodafone Mobile Connect configurará el módem para funcionar sobre GPRS en lugar de 3G. En cualquier caso, existe la opción de forzarlo a usar 3G con la opción Solamente para HSDPA/3G o, llegado el caso, forzarlo a usar 2G con la opción Solamente para GPRS.

A veces sucede que la aplicación se queda parada en la fase Buscando proveedor y no pasa de ahí hasta que se la cierra y se vuelve a abrir, lo que siempre solucionó el problema. Una vez «enganchado» el módem a la señal de la operadora el parpadeo será de un sólo pulso verde seguido de una pausa para GPRS o un pulso azul seguido de una pausa para 3G.

En ese momento ya se puede pulsar Activar para que el software configure el Macintosh para conectarse a Internet a través del módem USB, operación que la primera vez que se lleva a cabo también requiere de una clave de administrador, aunque en sucesivas ocasiones ya no será necesario introducir esta clave.

Si está marcada la opción Recordatorio en las preferencias aparecerá una ventana avisando de que la configuración está terminada; de lo contrario el programa se cerrará sin indicar nada más.

A partir de ahí el Mac está listo para conectarse a Internet utilizando la aplicación Conexión a Internet o el icono del módem de la barra de menús si está activado, lo que apenas le lleva unos segundos, momento en el que el LED deja de parpadear y se queda fijo en verde para conexiones GPRS o en azul para conexiones 3G.

Todo este proceso de configuración sobrevive a activar y desactivar la conexión a Internet las veces que sea necesario o a poner el ordenador en reposo, pero al desenchufar el módem y volver a enchufarlo o al reiniciar el ordenador hay que volverlo a activar arrancando de nuevo Vodafone Mobile Connect.

Por cierto que al encender el Macintosh con el módem conectado aparece un mensaje de error diciendo que el Finder no es capaz de leer el disco pero con decirle que lo ignore, listo.

Vodafone no ofrece este nuevo módem sólo por cuestiones estéticas, sino porque el Huawei E270 soporta el protocolo HSUPA, que por lo general se califica como tecnología 3,75G, y que permite mayores velocidades de envío de datos que el modelo anterior, en concreto hasta 2 Mbps de subida y hasta 7,2 Mbps de bajada.

Las pruebas de veolcidad, hechas en un MacBook Pro Core 2 Duo a 2,16 GHZ, con el test de velocidad de Speakeasy [necesita Flash], en concreto contra el servidor de Nueva York, dieron estos resultados:

  • La Coruña, zona del Estadio de Riazor, 22:00 aproximadamente: 109 kbps de bajada y 402 de subida.
  • La Coruña, zona del Estadio de Riazor, 7:30 AM: 468 kbps de bajada y 868 de subida.
  • La Coruña, zona del Estadio de Riazor, 7:50 AM: 534 kbps de bajada y 338 de subida.
  • La Coruña, zona de Monte Alto, 9:00 AM: 726 kbps de bajada y 1.022 de subida.
  • La Coruña, zona de Monte Alto, 9:30 AM: 146 kbps de bajada y 994 de subida.
  • La Coruña, Aeropuerto de Alvedro, 7:00 AM: 680 kbps de bajada y 1.006 de subida.
  • Madrid, zona de Arturo Soria, 11:00 AM: 1.496 kbps de bajada y 900 de subida.
  • Madrid, Terminal 4 del aeropuerto de Barajas, 20:15: 762 kbps de bajada y 672 de subida.
  • Madrid, Terminal 4 del aeropuerto de Barajas, 20:20: 555 kbps de bajada y 659 de subida.

Las velocidades son la media de tres pruebas realizadas una a continuación de otra, y como se puede ver los resultados varían casi minuto a minuto.

De todos modos mi impresión después de haber usado el módem durante estas semanas es que si bien la velocidad de subida efectivamente ha aumentado comparada con los resultados obtenidos en su momento con el Huawei E220, estas medidas de velocidad no son realmente significativas en lo que al uso cotidiano del módem para la mayoría de los usuarios se refiere, pues igual que sucedía con el modelo anterior la velocidad de la conexión es perfectamente válida para recibir y enviar correo, navegar por la web y leer canales RSS a través de un agregador, para lo que la velocidad mantenida de conexión es relativamente poco significativa siempre que pase de unos mínimos aceptables, lo que siempre ha sucedido en estas pruebas y en este tiempo de uso.

El aumento de velocidad de subida, en cualquier caso, será bienvenido para cualquiera que tenga que enviar mucha información hacia Internet.

Este aumento también podría venir bien para el uso de redes P2P, ya que al ser la conexión más simétrica estas funcionan mejor, pero desde luego no es muy buena idea realizar descargas de ese tipo con una conexión 3G, ya que su uso se sigue cobrando por tráfico, y aunque se oferten tarifas aparentemente planas en realidad estas tienen muchas limitaciones en cuanto a la cantidad máxima de transferencia de datos que permiten, lo que puede producir muchos sustos a fin de mes.

Así que de nuevo me parece un gadget muy recomendable pero que obliga a estar pendiente del uso que se hace de él, algo a lo que ya no estamos acostumbrados.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear