Por @Alvy — 11 de Abril de 2016

Vox tiene una pequeña pieza en vídeo sobre los tubos neumáticos, que se inventaron hace ya 150 años «para transportar correo, objetos, gatos y gente» y tuvieron gran utilidad. En Nueva York o París había grandes red a finales del siglo XIX. Me pareció simpático que los operadores se llamaran a sí mismos Rocketeers:

(…) Se utilizaba aire a presión para empujar los contenedores y al mismo tiempo se hacía el vacío por delante de ellos para ayudarles a moverse, algo similar a disparar una pistola. Midiendo el tiempo que tardaba el eco en volver se podía determinar con una precisión de unos dos metros dónde había una obstrucción en los tubos. Como con el tiempo llegó a haber terminales de sobremesa que permitían enviar y recibir mensajes mediante este sistema a cada puesto de trabajo individual.

Muchos de los conceptos que usaban estos sistemas se usan en Internet hoy en día como son el de enviar la información por rutas alternativas si una está congestionada, dividirla en paquetes si esta es demasiado grande, encaminar estos paquetes a través de hubs de distribución, etc.

Este sistema tubo todavía uso en los grandes edificios de oficinas en los 50, 60 y 70, hasta que formas más eficientes de transportar mensajes como el propio teléfono, télex, el correo electrónico o el fax se impusieron – de hecho todavía se utilizan en centros comerciales (para enviar documentos o dinero), en ciertos barcos grandes y en algunos hospitales para transportar muestras de la laboratorio y otros pequeños objetos «físicos».

Por alguna razón los inventores no dejaron de tener nunca la obsesión de enviar gente a través de los tubos; en Futurama es el medio habitual par amoverse por la ciudad. En unos años veremos si el Hyperloop de Elon Musk se convierte en realidad y conecta ciudades a velocidades de hasta 1.200 km/h.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear