Por Nacho Palou — 15 de Diciembre de 2009

samsung-h1-vodafone-360.jpg

360 es un servicio de Vodafone diseñado para unificar los contactos y las redes sociales en un único lugar accesible a través del teléfono móvil o del ordenador, mediante un servicio web que además sincroniza los contenidos del teléfono.

Después de probarlo durante unas semanas, mis sentimientos hacia Vodafone 360 son contradictorios.

Por un lado me parece una buena idea exquisitamente ejecutada en cuanto a interfaz y funcionamiento general. Por otro, las carencias del servicio son aún muchas y muy notables: no hay acceso a Twitter ni a Tuenti, por ejemplo, y éste es limitado aún para servicios como FaceBook, para el que por ejemplo que no hay acceso a los mensajes.

Además, la plataforma móvil utilizada (LiMo, basado en Linux) no es de las más populares precisamente, por lo que apenas dispone de aplicaciones, sobre todo comparado con las que hay, por ejemplo, para Android. Aunque cuánto de grave sean estas ausencias depende de los servicios que cada uno utilice habitualmente y de la importancia que se le dé a disponer de aplicaciones.

Al encender el teléfono por primera vez hay que identificarse o crear una cuenta Vodafone 360. Esta cuenta servirá también para acceder vía web al agregador de los servicios que se instalen en el teléfono. Para esto únicamente hay que seleccionar en una lista aquellas redes sociales que se utilizan e identificarse.

A partir de ahí, el teléfono se conectará para mostrar lo que se cuece en cada una de ellas. Cada uno de los contactos (personas) mostrará más o menos opciones e información dependiendo de en cuántas redes sociales esté o se coincida con ella y de los datos personales públicos.

La conexión se puede hacer desde el móvil o desde la web; por ejemplo, si se dispone del número de teléfono se puede realizar una llamada, una videollamada o enviar un SMS. Si además se tiene el mail se le puede enviar el correo y lo mismo si dispone de Messenger una cuenta Vodafone 360, que entonces permite iniciar una conversación en tiempo real y enviar la ubicación geográfica.

Sin embargo, como comentaba al inicio, Vodafone 360 no permite cosas más o menos esenciales como escribir en el muro o enviar un mensaje de Facebook. Tampoco tiene soporte de Twitter y, lo que es peor, no hay un cliente Twitter para LiMo.

Por otro lado, el cliente de correo electrónico permite configurar cualquier cuenta, como puede ser un buzón POP convencional o un Gmail. Eso sí, el correo hay que ir a buscarlo si se quiere recibir el correo nuevo inmediatamente. De nuevo, un pero y es que no permite sincronizar los contactos de Gmail, lo que será especialmente traumático para usuarios de Android que tengan ya ahí su agenda de teléfonos.

Un aspecto interesante y bien resuelto es que, a través de Vodafone 360, es posible compartir directamente fotografías o vídeos tomados con el teléfono. Se pueden enviar nada más tomarlos con el móvil para que se almacenen en la nube (el servicio 360 en este caso) y automáticamente estarán disponibles vía web. Por supuesto, se puede configurar si se guardan como elementos privados o públicos y con quien se pueden compartir, bien sean contactos individuales o grupos de contactos (amigos, familia, etc)

Samsung H1

El Samsung H1 es un teléfono expresa y exclusivamente ofrecido con el servicio Vodafone 360. Funciona con un sistema operativo abierto, basado en Linux, denominado LiMo. El teléfono en sí mismo es interesante. Tiene un buen acabado (una especie de mezcla entre plástico y aluminio) y una buena pantalla OLED de 3,5 pulgadas con 800 x 480 pixeles de resolución (nítida y brillante), 16 GB de memoria interna y cámara de 5 megapíxeles. Es sólido y muy rápido, moviendo con total soltura el sistema operativo y las aplicaciones incluidas o descargadas de la tienda de aplicaciones.

Dispone además de GPS, WiFi, Bluetooth, radio FM con RDS, sensor de movimiento, conector de auriculares estándar (3,5 mm) y conexión 3G. Pesa poco más de 130 gramos y la batería parece que tiende a durar infinito, sobre todo cuando se deja en reposo.

La interfaz es peculiar. Es atractiva y funciona muy bien, pero a la vez requiere algo de tiempo para adaptarse y familiarizarse con ella. Tiene particularidades como que los botones Aceptar y Cancelar están en la parte superior de la ventana –y no se repiten al final de un formulario largo, por ejemplo. Además no dispone de botón volver o cancelar como otros teléfonos, igual que no dispone del habitual botón colgar para terminar una llamada.

De hecho, los tres botones principales dan acceso a la pantalla principal de aplicaciones (con una disposición de iconos similar a la de un iPhone y en la que, curiosamente, no cabe una hilera completa), a las funciones de teléfono y al propio Vodafone 360. Otros botones accesorios son el de la cámara de fotos, encendido y volumen, además de uno que abre la función de búsqueda (en el teléfono, en Google, en Vodafone 360 y en la tienda de aplicaciones).

El Samsung H1 con Vodafone 360 va ligado a una conexión de datos (15 euros al mes) y es interesante como teléfono incluso sin contar con el servicio 360, pero de momento LiMo no puede compartir con el atractivo que ofrece Android, de planteamiento similar pero ya probado y con miles de aplicaciones disponibles.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear