Por @Wicho — 23 de Junio de 2009

Igual que el año pasado en su encarnación original como BlogAsturias, este año el Foro Internet Meeting Point ha sido una experiencia muy gratificante, y aunque me ha encantado volver a ver a un montón de gente y conocer a otra nueva, tenía especial interés en conocer a Mark Frauenfelder y en asistir a su charla.

Mark durante su charla
Mark durante su charla

Mark es conocido sobre todo por ser el fundador de Boing Boing, uno de los blogs más conocidos del mundo, aunque estos días me contó que escribe otro más personal y mucho menos conocido con Mr. Jalopy sobre cacharros y cosas que se van encontrado por ahí llamado Feed RSS Dinosaurs and Robots que también tiene muy buena pinta.

Su trabajo en el MundoReal™ es el de editor jefe de Make:, una revista dedicada por completo a los proyectos DIY, y fue precisamente este tema y a cómo ha sido energizado por Internet al que dedicó su charla en el foro.

Piensa que es algo que puede tener grandes implicaciones en la crisis porque cree que puede reiniciar la economía permitiendo a las personas aprovechar mejor sus recursos económicos e incluso abrir un nuevo espacio para la gente que decida hacer cosas en su garaje o en su taller doméstico y venderlas a otros.

Algunos ejemplos de proyectos que publicaron recientemente en Make:

  • Una casita de esas que se cuelgan de los árboles para que los pájaros se acerquen a comer a ellas, pero esta motorizada y con control remoto para que si los pájaros se colocan en el lado equivocado para poder hacerles una foto se pueda girar.
  • Un despertador a la hora programada cocina unas tiras de bacon para hacer despertar a su dueño con un agradable olor -al menos para él- en lugar de hacer sonar una alarma.
  • Robots hechos a partir de latas de caramelos, un pequeño motor, y perchas metálicas como patas.
  • Cañones lanzapatatas con un tubo de plástico transparente que se ilumina como el que se puede ver en el vídeo Bagel Boy featuring William Gurst y cuyos planos de construcción están en el libro Whoosh-Boom-Splat.
  • Cohetes de agua con recuperación vía paracaídas.
  • Una cohete con cámara de vídeo con los componentes de una de usar y tirar de unos $20.
  • Un alimentador para gatos que usa el programador de un vídeo para preparar la comida de tu gato cuando estás fuera de casa…

En la revista dan los detalles de construcción y la lista de los componentes necesarios para que cualquiera pueda hacerlios sin experiencia previa.

Pero… ¿Todo esto de dónde viene?

Antes de Internet
A finales del siglo XIX y principios del XX aprximadamente el 80% de la población vivía de y en granjas y tenían que buscarse la vida y ser capaces de arreglar cosas por si mismos ya que no se podía llamar al servicio técnico y a menudo tenían que improvisar porque las cosas que podían comprar no servía exactamente para lo que ellos buscaban. Hoy son menos de un 2% los que en Estados Unidos viven así y además ya no necesitan esas habilidades.

The Electrical ExperimenterEn aquella época eran muy populares las revistas dedicadas a la gente a la que le gustaba fabricar cosas, e incluso Hugo Gernsback, el mismo que fundó Amazing Stories, la revista que probablemente se puede considerar como el origen de la ciencia ficción moderna, publicaba también revistas de este estilo, en especial The Electrical Experimenter, en la que salen proyectos que más tarde serían recuperados en MAKE con otros parecidos.

Algunas de las revistas más pequeñas de la época dorada distribuían más de un millón de ejemplares, algo a lo que ni siquiera MAKE llega ni de lejos.

1970-2000 los años oscuros del DIY
Después de esta época dorada se produjeron una serie de cambios que prácticamente hicieron desaparecer esta cultura del mapa:

  • Las cosas se hicieron tan baratas que se volvió más barato comprar una nueva que repararlas. Antes ppodías sacar las válvulas de una tele, ir a probarlas a una tienda de electrónica, y cambiar las que se hubieran estropeado tú mismo; la gente se encargaba de mantener y reparar sus cosas, pero luego esto dejó de hacerse cuando dejó de merecer la pena.
  • Videojuegos, ordenadores personales e Internet, que se llevaron a la gente a la que le gusta trastear con las cosas del MundoReal™ al MundoVirtual.
  • La liberación de la mujer, algo con lo que aunque Mark dijo estar completamente de acuerdo, pero que hizo que las habilidades tradicionales como coser, tejer y similares pasaran a ser mal vistas por las estas y las dejaran de lado.

Las semillas del renacimiento: Punk rock, Martha Stewart, Internet
Pasada esta época en la que nadie parecía querer saber nada del movimiento DIY, algunas personas y cosas comenzaron a darle de nuevo valor, como por ejemplo:

  • El punk: No importa si eres bueno, hazlo. bOING bOING cuando existía en papel iba en esa línea.
  • Jenny Hart, de punk scene de los 80 que redescubrió los bordados al cambiar el tema de lo que bordaba.
  • Greg der Ananian: Que ayudó a difundir la idea de que mola hacerte las cosas de casa, aunque fueran con un estilo diferente y tipo punk.
  • Debbie Stoller, que recuperó el hacer punto como forma de socializar.
  • Jenny Ryan, que empezó a coser muñecos curiosos con su ropa a juego.
  • Mark Pauline, que fabrica enormes robots en los Survival Research Labs que luchan unos con otros a partir de restos de equipos militares, máquinas rotas, etc; en sus espectáculos el público tiene que ponerse protección en los oídos. Lleva los dedos de un pie en una mano después de que un cohete se los arrancara.
  • Martha Stewart, que puso de nuevo de moda hacer las cosas en casa para las fiestas, etc
  • Y por supuesto Tim Berners Lee, ya que sin la web esta gente aficionada a hacer este tipo de cosas no sería capaz de enontrar unos a otros y el movimiento DIY no habría despegado

Making meets the Net
Así que aunque al principio Intenet pareció dejar de lado el mundo real ahora en realidad lo está abrazando y la gente está integrando el MundoReal™ con la Red.

Por ejemplo, en las cafeteras es muy importante disponer de un control de la temperatura preciso, y fueron precisamente los aficionados, discutiendo el tema en distintos foros de Internet, los que descubrieron las ventajas de incorporar en ellas controladores PID, algo que los fabricantes de toda la vida con todos sus años y recursos de I+D no habían visto.

También gracias a Internet ahora puedes encontrar materiales con mucha facilidad: En eBay, por ejmplo, puedes comprar una bobina de Tesla completa, o en United Nuclear puedes comprar mineral de uranio; Chris Anderson ha publicado instrucciones para fabricar aviones no tripulados por unos 300 dólares, algo que a los militares a lo mejor les costaba 100.000 dólares hace tres años.

Los blogs como Craftster, Cigar Box Nation, por citar un par de ellos, comenzaron pronto a cubrir este tipo de cosas.

El DIY en la edad de Internet
Todo esto ha hecho que la Red se haya convertido en el medio ideal para aprender, diseñar, construir y vender.

  • Instructables es un sitio estupendo para esto, en el que la gente cuenta como hacer las cosas y los otros pueden ir aportando; la combinación de Instructables con YouTube es buenísima.
  • La web de Make también, claro.
  • Y muchos más que enseñan prácticamente cualquier cosa que se te ocurra: Soldar, programar, usar un Arduino…

Puedes usar Google sketchup para diseñar tus ideas, y en los Estados Unidos existen los TechShop que son sitios que tienen maquinarias que puedes usar a cambio de una cuota mensual sin necesidad de comprarlas.

También existen empresas que te lo fabrican como Ponoko o Shapeways y que además lo ponen en su web para que otros puedan comprarlo de tal forma que tú sacas algo de pasta del tema o sitios como Etsy en los que te puedes montar tu propia tienda en la web para vender lo que fabricas.

Mark está especialmente fascinado con el RepRap, una especie de impresora en 3D que es incluso capaz de fabricar las piezas para montar una copia de si mismo.

Y si no eres tan manitas o no tienes tiempo o acceso a los componentes, hay un montón de gente que se dedica a diseñar kits completos y te envían las piezas y las instrucciones; conoce algunos casos de gente que gana más de 1 millón de dólares al año.

¿Y por qué fabricar cosas?
Hay muchos motivos, entre ellos:

  • La originalidad: Fabricas lo que quieres con tus propias prioridades.
  • La individualidad: Es una forma de expresarte porque es algo hecho con tus manos.
  • Te sirve para sentir una conexión más profunda con las cosas que te rodean ya que han salidod e tus manos.
  • Te permite reconstruir las cosas a tu gusto para que funcionen como quieres.
  • Es divertido, y a veces incluso adictivo.
  • Te permite embellecer tu entorno.
  • La necesidad; puede que tengamos que dejar de depender tanto de los servicios que recibimos y del transporte y que tengamos que aprender a hacer la comida, etc
  • Es un desafío.
  • Y es que además no eres dueño de una tarta a menos que la hayas hecho.<

El futuro
Mark prevé una expansión de la comunidad, una mejora y simplificación de las herramientas de diseño y fabricación, y la aparición de nuevas fuentes de materiales baratos o gratis.

Antes de todo esto si te encontrabas una tele tirada en la acera no había nada que hacer, hoy, si eres un maker, puedes buscar información sobre cómo recuperarla usando los componentes buenos que le queden, sustituyendo los estropeados por otros, y darle una nueva vida.

Cuando terminó su charla tengo la impresión de que casi todos estábamos dispuestos a salir a montar cosas, pero por encima de todo creo que todos los que tuvimos la oportunidad de pasar un rato (o dos) charlando con él durante estos días nos quedamos encantados con lo buen tipo que demostró ser en estos días en Gijón.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear