Por Nacho Palou — 13 de Marzo de 2013

Divertida historia esta de Curtis Woodhouse, boxeador y cazador de troles de Internet en su tiempo libre según su perfil de Twitter.

En Deadspin, Warning: If You Troll A Professional Boxer On Twitter, He Might Show Up At Your House,

Curtis Woodhouse, exjugador de fútbol profesional convertido en boxeador desde 2006, se vio en la mira de un trol en Twitter. Por desgracia para el trol Woodhouse decidió que no iba a quedarse sentado aguantando eso. Así que se las arregló para descubrir dónde vivía su antagonista y se dispuso a hacerle una visita mientras tuiteaba en directo y sin piedad su viaje hacia la casa del trol.

«Según el navergador GPS estoy a 47 minutos de mi destino» se puede leer en uno de esos tuits. Otro de ellos va acompañado con una foto de la placa con el nombre de la calle.

El trol evidentemente se cagó por la patas abajo y cambió «rápida y patéticamente el tono de sus tuits» para disculparse.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees Telefónica aplica curas paliativas al juguete roto de Pau Garcia Milà La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible