Por @Wicho — 13 de Junio de 2014

La World Wide Web es, sin duda alguna, la cara más popular de Internet, tanto que para mucha gente la Web es Internet, o viceversa.

Pero aunque no hay duda de que su desarrollo sale de la propuesta que Tim Berners-Lee le hizo a su jefe allá por marzo de 1989, a lo largo del siglo XX hubo unas cuantas ideas que se aproximan mucho a la web que hoy usamos, no tanto, obviamente en sus soluciones técnicas, sino en las ideas.

Estos días me he encontrado un par de enlaces sobre Paul Otlet y su Mundaneum y Ted Nelson y Xanadú, así que aprovecho para añadir algunos más y proponeros un poco de lectura.

Ordenados cronológicamente:

Para dar un poco más de contexto a todo esto habría que mencionar también la que se ha venido en llamar «la madre de todas las demos», llevada a cabo por Douglas Engelbart y su equipo del Augmentation Research Center del Instituto de Investigaciones de Stanford, en la que se pudo ver en acción el NLS, el oNLine System, que abrió los ojos a muchos de las posibilidades que ofrece un interfaz gráfico como los que estamos acostumbrados a usar hoy en día; el vídeo que hay al principio de esta anotación recoge aquella demo.

Y ya puestos, una vieja manía mía, explicar el verdadero origen de Internet, que no está en que los Estados Unidos quisieran diseñar una red de ordenadores capaz de sobrevivir a un ataque nuclear.

(El enlace a la historia sobre Ted Nelson vía @Retiario).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear