Por @Alvy — 24 de Octubre de 2004

¡Ríos de blancos en la Web! Antipixel explica en Unjustified [archive.org, el original desapareció], algo que debería ser obvio para cualquier diseñador de páginas web: los textos no se «justifican» en la web. Por desgracia son muchos los diseñadores novatos que cometen el grave error de «justificar» los textos de sus páginas, y eso que no es una opción que venga por defecto marcada en FrontPage. Antipixel lo explica de forma tanto razonada como visual así:

Unjustified

El texto justificado tiene los márgenes izquierdo y derecho alineados. Es lo que se obtiene al pulsar el botón «Justificar» en el procesador de texto (¡pero raras veces, por no decir nunca, hay que pulsarlo!) Se utiliza en libros, boletines, periódicos y revistas, para crear un ritmo horitonzal que guía a los ojos por la página. Pero una buena justificación no se consigue sólo con pulsar un botón, sino mediante la cuidada elección de muchos elementos: el tipo y tamaño de letra, el ancho de la página, la longitud del bloque de texto, el idioma y el propio texto del contenido (...) A lo mejor todo esto sirve como pista para indicarte por qué casi nunca funciona en la Web (...)

Lo que suele suceder es que la justificación se utiliza como un intento de «parecer serio y autoritario». Es un truco barato (...) con el que se suele querer activar el modo «hagamos que parezca como un libro» (...) Generalmente no funciona bien ni siquiera con las páginas que salen por la impresora, de modo que es mejor evitarlo en pantalla. En la mayoría de las páginas, escribir bien y tener cierta consideración con los lectores es la única «justificación» que se necesita."

Muerte al align="justify".

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

1 comentario

#1 — Miquel

Estoy totalmente de acuerdo con esto. El problema viene cuando tu cliente te pide precisamente que los bloques de texto estén "justificados" porque a él le gusta más así.

Mi problema es que estos bloques son de una película de Flash y son "dinámicos" y no encuentro la manera de hacerlo.