Logo Lainformacion.com
< Pruebas de estrés de las lentes Carl Zeiss
Curiosity ya está a más de medio camino de Marte >

ADSL: siempre a la cola

Este artículo se publicó originalmente en La Voz de Galicia, donde colaboramos semanalmente. Esta es la versión sin límites de espacio y con enlaces.

Don't unplug it por Andrés RuedaUn año más la Asociación de Internautas ha publicado su estudio sobre las conexiones ADSL en la Unión Europea, y un año más los resultados son malos para España.

Tenemos las quintas conexiones en cuanto a velocidad de los 27 países miembros de la UE, sí, pero por la cola, mientras que ocupamos el octavo puesto por delante en cuanto al precio absoluto, y ni más ni menos que el sexto, también por delante, en cuanto al precio relativo a la renta disponible.

Vamos, que en España tenemos que trabajar casi 17 horas para pagar la cuota mensual del ADSL, mientras que en el Reino Unido, por ejemplo, les basta con poco más de 6 horas para una conexión del doble de velocidad.

Es cierto que este estudio incluye un solo proveedor de cada país, y que probablemente es matizable, pero lo peor es que año tras año no parece que la tendencia cambie, al menos no apreciablemente.

Y tampoco parece que vaya a cambiar mucho a pesar de que desde el pasado uno de enero el acceso a Internet de banda ancha se considera un servicio universal.

Esto, según la Ley General de Telecomunicaciones, quiere decir que su prestación se garantiza para todos los usuarios finales con independencia de su localización geográfica, con una calidad determinada y a un precio asequible.

Claro que a estas alturas ofrecer como servicio universal conexiones de un megabit por segundo es poco menos que de risa, por no habla de la velocidad de subida especificada en este servicio universal, que puede hacer que subir algo más que un par de fotos, por no hablar de un vídeo, sea impensable, amén de otras limitaciones que tiene en cuanto a cantidad de tráfico por mes.

En términos más generales, habrá que ver si el recién nombrado Grupo de Expertos de Alto Nivel para la Agenda Digital, que tiene como misión «proponer y tutelar las medidas más adecuadas para desarrollar la estrategia del Gobierno en telecomunicaciones y la Agenda Digital Española», sirve para que las cosas cambien un poco.

Pero por de pronto en ese grupo falta claramente algún representante de los ciudadanos, justo lo contrario de lo que pasa con el mundo empresarial, generosamente representado.

{Foto Don't unplug it cc Andrés Rueda}