Por @Alvy — 5 de Octubre de 2006

WhuffieEn la Sociedad Bitchun de la novela de ciencia ficción Down and Out in the Magic Kingdom (traducida como Tocando fondo) lo personajes tienen whuffie, una especie de karma digital universal que reciben o pierden en función de cómo les percibe su entorno. En esa sociedad, el whuffie actúa como «moneda de cambio de reputación», valor, prestigio, reconocimiento, retribución, causa-efecto, popularidad, hace muchas funciones. La gente se pasa el día chequeando su propio whuffie porque lo consideran algo importantísimo, también consultan el de los demás cuando se los presentan (son una especie de contadores públicos que se pueden consultar haciendo un ping desde el ordenador que todo el mundo lleva implantado). La gente que escribe poesías, ayuda al prójimo o hace canciones que gustan a los demás recibe whuffie postivo; un criminal, alguien que molesta a otros o que trampea en los negocios recibe whuffie negativo. El whuffie abre muchas puertas y cierra muchas otras.

Ahora Joseph Petviashvili, un fan de la novela, quiere crear una especie de mercadillo digital de whuffie que ha llamado, apropiadamente, Bitchun.org. Es código open source y todavía está en pruebas alfa, medio funcionando, medio en concepto. De momento creo que corre sólo en Windows (aunque ya hay gente trabajando para las versiones Mac y Linux) y necesita que tengas instalado Skype, es una especie de tracker o «sistema seguimiento de whuffie». Si suficiente gente se apunta a la comunidad entonces se pueden buscar personas con intereses comunes, y empezar a dar y recibir whuffie por hacer cosas buenas, favores y agradar a los demás, es una especie de «capital personal».

Me encanta la idea, igual que me encantó en la novela, y me recordó aquella frase de Andreas Weigend de que

La moneda del futuro es la atención. Y en el futuro el reparto de la atención se asignará por reputación.
Se puede leer más sobre el tema en el Acerca de o siguiendo el blog de su promotor Feed RSS The Bitchun Society.

(Vía Boing Boing.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear