Por @Alvy — 5 de Julio de 2008

La verdadera historia del Error 404.

¡Uy, perdón!

La verdadera historia del Error 404.

Una historia clásica que aunque tiene cierto tiempo conviene releer.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear