Por @Alvy — 27 de Septiembre de 2015

La biblioteca de Babel de Borges, versión Internet

LibraryOfBabel.info es una recreación «estilo Internet» de la grandiosa Biblioteca de Babel imaginada por Jorge Luis Borges y publicada como uno de los cuentos del recopilatorio Ficciones (1944/2012).

El universo, la biblioteca

En versión original la biblioteca es «otra forma de llamar al universo». Borges la describe como un número inmenso de galerías hexagonales unidas por escaleras que suben y bajan. En cada una de las 4 paredes disponibles hay 5 alturas de anaqueles (baldas) y 32 libros en cada una de ellas. Cada libro tiene 410 páginas; cada página tiene 40 líneas de unas 80 letras de longitud.

Los libros de Borges utilizan 25 signos distintos: 23 letras, el espacio y el punto. (Faltan algunas letras del alfabeto español porque prescindió de la ñ, w, q y x. Es fácil imaginar que también se podrían expresar números y otros símbolos con palabras si hiciera falta). Los libros tienen «elementos iguales» –aunque no está muy claro lo que es eso– y no hay libros repetidos. El número total del libros, si se hacen los cálculos multiplicando paredes por estanterías, volúmenes, etcétera es

251.312.000

El número de volúmenes de la biblioteca es inmenso. Es muchísimo más inmenso que el número de átomos del universo conocido y más inmenso que un gúgol: es de ese tipo de magnitudes que los seres humanos simplemente no somos capaces de abarcar muy bien.

Pero a pesar de su enorme tamaño la biblioteca no es infinita – aunque Borges juega un poco al despiste con esto: es un conjunto enorme de permutaciones de letras y símbolos. Pero un conjunto finito.

A poco que se piense en ella, se deduce que en las galerías están todos los posibles libros que existen (algunos divididos en varios volúmenes) junto con innumerables curiosidades: todos los libros que se han escrito en todos los idiomas a lo largo de la historia –incluyendo los que se han perdido con el tiempo– los que se escribirán en el futuro y un montón de libros-basura aleatorios que no significan absolutamente nada. También estarán la predicción del número ganador de la lotería de la próxima Navidad (y un montón de falsas predicciones), el libro más bonito jamás escrito y que nadie haya leído y el compendio de todas las demostraciones matemáticas que a día de hoy no son más que conjeturas.

La biblioteca, versión web

La versión web de la Biblioteca de Babel creada por Jonathan Basile es una recreación sumamente ingeniosa de esa infinidad de volúmenes de papel. Obviamente en sus servidores no pueden haberse creado digitalmente todos los libros, porque el espacio de almacenamiento superaría incluso los yottabytes con que cuenta la NSA y tampoco se almacenan «a medida que la gente los consulta» por la misma razón. Pero el efecto conseguido es al menos similar.

Lo que ha hecho es asignarle a cada libro un código compuesto de la galería, pared, estantería y volumen; por ejemplo jeb0110jlb…-w2-s4-v16 (los libros también tienen un «título» más simple de leer y 26 letras además de los símbolos). Existe una explicación somera de los detalles técnicos, pero baste saber que a partir de cualquiera de esos códigos se pueden generar todas las páginas que contiene un libro dado sobre la marcha y desde ahí llegar a cualquiera de ellas.

La búsqueda en la biblioteca

Búsqueda en la Biblioteca de Babel

Lo más interesante es que también existe la función de búsqueda inversa: todas las páginas de esos libros ya han sido calculadas e indexadas y se puede buscar cualquier cadena de texto de hasta 3200 caracteres (una página completa) en su interior: la web responderá en qué libro de qué estantería, pared y galería está ese contenido. ¡Ah, lo que tantos bibliotecarios buscaron durante siglos y siglos!

Visto de otra forma, es un poco como los famosos buscadores de dígitos en las cifras decimales del número pi pero a lo bestia: con textos de hasta 3200 caracteres y una biblioteca colosal.

El número de libros de la biblioteca es inmenso (…)
Lo que encontré en el libro saygozvfzzcwtvfwhlv kb, página 135
(título original: 1bq7uy92a9fhz3j4kvh761cmloxjo9…-w1-s5-v18)

Los iconos del menú principal de la web permite ir a cualquier libro concreto conociendo sus datos, saltar al azar por la inmensa biblioteca o realizar las búsquedas, que sin duda es lo más curioso. En total almacena el «resumen» de 105000 páginas distintas para las búsquedas, lo cual no está nada mal.

§

Descubrí la existencia de la biblioteca de Babel web a partir del vídeo de Vsauce sobre los mensajes para el futuro y he de compartir con Michael algunas de sus reflexiones, especialmente sobre los «textos futuros»:

(…) explorar la biblioteca y buscar textos es una experiencia un tanto «inquietante ¿Existieron desde siempre y simplemente los «descubres»? ¿O el hecho de que vayas a buscarlos les dota de cierta «existencia»? ¿Podrías haberlos encontrado navegando al azar y, de ser así, cómo hubieras reaccionado?

En el fondo sabemos que todo es un gran «truco de magia» y fuerza bruta, con funciones de generación pseudoaleatorias, semillas, tablas hash («resúmenes» de los datos), una gran cantidad de procesamiento previo y la capacidad de minimizar con un algoritmo los bits de información contenidos en 3200 caracteres en un código más pequeño y compacto en base 29. Pero el efecto es tremendamente resultón.

La galería de la Biblioteca de Babel en forma de Hexágonos

Además de eso, las horas y horas que puedes pensar dándole vueltas en la cabeza, como las horas o días o semanas que puedes pasar meditando sobre la biblioteca de Babel la primera vez que lees el relato, merecen sin duda la pena.

Si quieres aprovechar y darle al coco, prueba a preguntarte, como hicieron los bibliotecarios: ¿Existe un libro (en varios volúmenes, obviamente) que sea el compendio o índice de todos los demás? O bien piensa acerca de los libros-catálogo: catálogos de flores, de obras en la lengua de los indios navajos o de emperadores de Alfa Centauri. ¿Existe un catálogo de catálogos? ¿Y un catálogo de temas descatalogados? Y ahí va la última, que es mi favorita, ¿Existe un libro (o colección de volúmenes consecutivos, por muchos que sean), donde aparezcan todos los decimales del número pi sin error alguno?

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear