Por @Wicho — 21 de Septiembre de 2009

El presidente Barack Obama había mencionado durante su campaña electoral su intención de apoyar la neutralidad de Internet, el principio que dice que todo el tráfico que circule por esta debe ser tratado igual independientemente de de qué tipo sea y de su origen y destino.

Y hoy mismo Julius Genachowski, presidente de la Comisión Federal de las Comunicaciones desde el pasado mes de junio, ha mencionado dos nuevas reglas que pretenden presentar formalmente en octubre y que pretenden precisamente esto.

Una de ellas prohibirá a los proveedores de acceso discriminar los servicios, contenidos y aplicaciones que consuman más ancho de banda como por ejemplo el vídeo y les impedirá bloquearlo o ralentizarlo.

La segunda supondría que los proveedores tendrán que ser más transparentes en cuanto a como gestionan ell tráfico que pasar por sus redes para que sea razonablemente fácil comprobar que no «hacen trampas».

En palabras de Genachowski, cuya declaración completa se puede leer en Preserving a Free and Open Internet: A Platform for Innovation, Opportunity, and Prosperity [PDF]: «No pueden bloquear o degradar tráfico legal que pase por sus redes, o escoger ganadores favoreciendo algunos contenidos o aplicaciones sobre otros en las conexiones a las casas de sus suscriptores. Tampoco pueden perjudicar a un servicio de Internet solo porque compita con un servicio similar ofrecido por ellos».

Estas reglas se unirían a otros principios que sigue la FCC que dicen que cualquier usuario debe poder acceder a contenidos, aplicaciones y servicios legales, así como tener la posibilidad de conectar dispositivos no dañinos a la Red.

Obviamente lo que pase en los Estados Unidos no tiene porque trasladarse ni de lejos al resto de países, pero por una vez está bien ver como un gobierno pone por delante las necesidades de sus ciudadanos frente a las de las grandes corporaciones.

Y ojo, que defender la neutralidad de Internet no quiere decir que se pida que sea gratis o que no haya distintos niveles de servicio que contratar, pero siempre sin imponer límites en el tráfico, ya que estos supondrían una cortapisa al uso de la cada vez mayor cantidad de contenidos multimedia (y por tanto consumidores de más ancho de banda) que hay en la Red, y sin que mediante acuerdos entre empresas se favorezca a unos contenidos o servicios frente a otros.

Citando a Tim Berners-Lee,

Si pago para conectarme a Internet con una cierta calidad de servicio, y tú pagas para conectarte con esa o con una calidad de servicio superior, entonces podemos comunicarnos a ese nivel.

Eso es todo. Corresponde a los proveedores de acceso asegurarse de que todo funciona de tal modo que eso ocurre.

La Neutralidad de Internet no es pedir que sea gratis.

La Neutralidad de Internet no es decir que uno no debería pagar más dinero por un servicio de alta calidad. Siempre lo hemos hecho, y siempre lo haremos.

(Vía BBC News).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear