Por @Wicho — 25 de Enero de 2011

Fui muy escéptico respecto a la reunión que organizó Álex de la Iglesia para intentar dialogar sobre la Ley Sinde, pero he de reconocer que por el camino ha demostrado que al menos él tenía ganas de intentar llegar a un entendimiento.

Y el que haya decidido presentar su dimisión como presidente de la Academia de Cine por cómo se ha pactado sacar adelante la Ley Sinde caiga quien caiga, tal y como dejaba caer anoche en Twitter, no hace sino demostrar que al menos es consecuente con sus palabras y que su intención de dialogar no era de cara a la galería:

Lo mejor hubiera sido empezar de cero. Es una ley muy impopular. Enfrentar a creadores con la Red es el mayor de los errores. Llevo meses intentando conseguir un consenso entre todos y no hemos sido escuchados por los políticos. Esta ley no es la solución.

Lo que también pone en duda, por cierto, esa idea de que esta nefasta ley ha sido aprobada por consenso que quieren transmitir desde el gobierno.

Respecto a la Ley Sinde propiamente dicha, un par de enlaces muy interesantes y preocupantes: La propuesta consensuada entre PSOE y PP para salvar la «Ley Sinde», donde queda muy claro lo poco que pintan los jueces en el proceso, y ¿Es legal tu blog?, que es como para que muchos nos preocupemos (más) ante las consecuencias de la Ley Sinde.

Cualquiera que haya publicado una imagen o hecho una cita de alguien, aún atribuyéndolas correctamente, está incumpliendo la Ley de Propiedad Intelectual, y podría verse en el punto de mira de esta ley según la interpretación que quiera hacerse del ánimo de lucro directo o indirecto.

(Vía El País).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear