Por @Wicho — 24 de Marzo de 2009

Traduzco, resumo y adapto de Top Internet Threats: Censorship to Warrantless Surveillance, una lista de los mayores peligros para Internet publicada recientemente en Threat Level:

  • Escuchas gubernamentales sin autorización. Esto algo que empezó a suceder en los Estados Unidos después de los ataques del 11-S aunque finalmente fue aprobado y autorizado por ley ante las presiones de las empresas de telecomunicaciones que se veían amenazadas con demandas de los usuarios. En Europa no parece que esto sea un problema, aunque cada vez hay más control sobre las comunicaciones en general, con una normativa vigente sobre la retención de datos.
  • Censura a nivel privado por parte de empresas que se dedican a modificar, por ejemplo, entradas de la Wikipedia que hablan de ellas o de sus empleados y que dan datos que no les convencen.
  • Censura gubernamental. Reporteros sin Fronteras habla de 12 países que restringen el acceso a Internet y que a menudo actúan contra sus propios ciudadanos por lo que publican en línea, pero a Arabia Saudí, Birmania, Corea del Norte, Cuba, China, Egipto, Irán, Siria, Túnez, Turkmenistán, Uzbekistán y Vietnam hay que añadir iniciativas extrañas en países supuestamente democráticos como por ejemplo la lista de webs que quiere bloquear el gobierno australiano.
  • Inspección Profunda de Paquetes: Esto consiste en analizar no sólo las cabeceras de los paquetes que circulan por la Red, sino también sus contenidos, lo que puede permitir desde dar distintas prioridades a estos hasta bloquearlos; curiosamente hablábamos de ello el otro día en un artículo sobre las dudas razonables a la hora de legislar las descargas en la Red.
  • Tarifas por tramos en los accesos a Internet, que aunque en principio podrían facilitar la conexión a Internet a aquellos con menos recursos en realidad parecen estar más bien pensadas para que los proveedores ingresen cada vez más dinero aprovechando que la demanda de ancho de banda no hace más que crecer. Además, Om Malik razona en Why Tiered Broadband Is the Enemy of Innovation que precisamente el disponer de conexiones con tarifa plana y sin límite de tráfico ha sido un importante motor de innovación en los servicios disponibles a través de Internet que podría verse frenado si los usuarios tuvieran que empezar a plantearse en qué y cómo usan su franquicia de tráfico mensual.
  • Las leyes de tres avisos que las distintas entidades de gestión de derechos de autor del mundo están intentando por todos los medios que se aprueben, aún a pesar de las dudas más que razonables que hay sobre su legalidad. De hecho, en Nueva Zelanda primero se aplazó la entrada en funcionamiento y finalmente se retiró una ley de este estilo, como se puede leer en Nueva Zelanda retira su ‘ley de los tres avisos’ contra el P2P, aunque en España se le están dando vueltas al tema mientras Francia ya debate la ley en la Asamblea Nacional, aunque con división de opiniones.
  • Abusos de la Digital Millennium Copyright Act. Aunque la DMCA es una ley estadounidense y como tal sólo se puede aplicar en ese país sus efectos nos llegan a todos, ya que a menudo se utiliza para obligar a sitios como YouTube a retirar contenidos, y no siempre de forma acorde al espíritu de la ley. Según Google, hasta un 57 por ciento de las peticiones que recibe para retirar contenidos fueron por parte de empresas que buscan atacar a competidores con esto y un 37 por ciento de ellas tan siquiera eran válidas en absoluto.
Me sorprende no encontrar en esa lista el peligro de que las operadoras de telecomunicaciones consigan terminar con el principio de neutralidad de Internet que asegura que todo el tráfico sea tratado por igual, sin que ello dependa de posibles acuerdos comerciales entre proveedores de acceso y otras empresas.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear