Por @Wicho — 5 de Noviembre de 2003
Desde luego Spain is different.

Mientras en el resto del mundo se van aprobando leyes cada vez más restrictivas y duras frente al spam el gobierno español aprueba una modificación de la LSSI mediante la Ley General de Telecomunicaciones que entra hoy en vigor que permite a las empresas enviar correos electrónicos comerciales sin el consentimiento expreso de sus clientes
...cuando exista una relación contractual previa, siempre que el prestador hubiera obtenido de forma lícita los datos de contacto del destinatario y los empleara para el envío de comunicaciones comerciales referentes a productos o servicios de su propia empresa que sean similares a los que inicialmente fueron objeto de contratación con el cliente.
Increíble... o más bien no, al fin y al cabo es más de lo mismo.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear