Por @Alvy — 18 de Julio de 2003

Muy recomendable el artículo de Ignacio Escolar titulado ¿Susto o Muerte? relativo a la reciente denuncia contra usuarios españoles de programas P2P.

Las empresas de software, Javier Ribas mediante, han anunciado que van a denunciar a 95.000 internautas, nada menos, por piratear programas por Internet. Según comenta Ribas en El Mundo «El objetivo de esta actuación es sensibilizar a los usuarios P2P de que esta práctica es ilegal y que pueden correr el peligro de ser sancionados.
Traducido: la BSA, como de costumbre, quiere amenazar y meter miedo a la gente para que no piratee.

Es especialmente ridícula una denuncia en la que no aparecen las empresas denunciantes «por medio a represalias de los usuarios», así como algunos de los sesudos y profundos análisis de los que se obtienen las conclusiones:

(...) Según Netratings, el número de usuarios de Kazaa había bajado un 15% entre el 1 y el 15 de julio con respecto a la última semana de junio. ¿No será que el 15% de los piratas se va de vacaciones en la primera quincena de julio?
A mi me parece que todo esto es una soberana gilipollez... que Javier Ribas y Landwell-PwC lo hacen únicamente para hacerse un poco de autopublicidad-autobombo, y que el único objetivo es, como se comenta también en Caspa.tv: Amedrentando a los usuarios del P2P para meter miedo a la gente, en el formato FUD (Fear, Uncertainty, Doubt) que últimamente está tan de moda.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear