Por @Wicho — 16 de Septiembre de 2009

Esta anotación fue publicada originalmente en La Voz de Galicia, diario en el que nos han fichado como colaboradores para publicar una página sobre tecnología, ordenadores, Internet y esas cosas en la sección de Sociedad.

Ilustración por Edgardo CarosíaLos varios cumpleaños de Internet,
La Voz de Galicia 13 de septiembre de 2009.

Según el criterio que se quiera seguir no es difícil poder considerar al menos hasta tres fechas distintas para celebrar la puesta en marcha de la Red

En la segunda mitad de los años sesenta del siglo XX la Agencia para Proyectos de Investigación Avanzados de Estados Unidos se encontró con que cada vez con más frecuencia los científicos y contratistas que trabajaban para ella solicitaban que se les compraran ordenadores para llevar a cabo sus investigaciones, pero dado el coste de cada ordenador en la época era imposible que se pudieran atender todas esas peticiones.

Pero Robert Taylor, que dirigía la Oficina para las Tecnologías de Procesado de la Información, cuyo objetivo era buscar mejores maneras de usar los ordenadores, tuvo una brillante idea para poner solución a ese problema, que fue la de buscar la forma de intentar conectar tantos ordenadores como fuera posible entre sí y, a su vez, con aquellos que solicitaban su uso para optimizarlo y dar así acceso al mayor número de usuarios posibles.

Conseguir hacer eso no era trivial, ni mucho menos, ya que en aquel entonces cada fabricante e incluso modelos distintos del mismo fabricante utilizaban distintos protocolos de comunicación que los hacían del todo imposible que se pasaran información entre ellos.

Pero aún así la idea fue adelante y la empresa Bolt, Beranek & Newman se llevó el contrato para montar esta red, bautizada como ARPANet, red que terminó por convertirse años después en lo que hoy conocemos como Internet y en la que enseguida el uso principal se reveló como el de poner en contacto a sus usuarios más que el de darles acceso a otros ordenadores, aunque eso es otra historia que quizás contaremos otro día.

Para hacer que estos ordenadores pudieran comunicarse entre sí los ingenieros de BBN dieron con la idea de utilizar un ordenador que mediara entre cada uno de los ordenadores a conectar a la red y esta y que hace una función muy similar a la de los routers actuales que permiten conectar nuestros ordenadores domésticos a la línea ADSL, al cable, o incluso a las redes 3G.

Los principios
El primero de estos ordenadores, del tamaño de una nevera grande, llamados Interface Message Processors (IMP), fue conectado el 2 de septiembre de 1969 por Truett Thach al ordenador Sigma 7 de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y todo funcionó correctamente. Pero en esa fecha, que algunos consideran como el cumpleaños de Internet, no había ningún otro ordenador conectado a ARPAnet, con lo que el Sigma 7 de UCLA no tenía nadie con quien hablar.

Por decirlo así, estaba en la misma situación que habría estado el primer abonado de una compañía de teléfonos mientras no hubiera ningún otro abonado conectado a la línea telefónica, por lo que personalmente no me parece que sea correcto considerar el 2 de septiembre como el día en el que cumple años Internet.

No fue hasta el 1 de octubre de 1969 cuando el segundo IMP llegó al Instituto de Investigaciones de Staford (SRI), y en concreto no fue hasta el 29 de octubre de 1969 cuando se realizó la primera conexión entre el Sigma 7 de UCLA y el SDS 940 del SRI, que además falló en el primer intento pues el programa que gestionaba las comunicaciones solo estaba preparado para recibir órdenes letra a letra y el 940 envió el texto LOGIN tras recibir desde el Sigma 7 las letras L y O al interpretar -correctamente, todo sea dicho- que ese era el comando que se le quería enviar, lo que hizo que el programa de comunicaciones se quedara colgado, lo que obligó a reiniciar el IMP. Más tarde, ese mismo día, tras modificar el programa en cuestión, Charley Kline fue capaz de establecer la conexión sin problemas y manejar el 940 desde varios cientos de kilómetros de distancia como si estuviera sentado frente a él.

A mí esta es la fecha que me parece más correcta para celebrar el cumpleaños de Internet, pero siendo puristas quizás habría que retrasarlo hasta el 1 de enero, pues en esta fecha de 1983 ARPAnet dejó de utilizar el protocolo Network Control Protocol (NCP) que venía usando hasta entonces para pasarse al protocolo TCP/IP, que es el que se sigue usando hoy en día en Internet.

Tim Berners-Lee
Y quizás para muchos usuarios actuales de Internet que no distinguen la world wide web de esta igual cabría hablar de marzo de 1989, cuando Tim Berners-Lee escribió su primera propuesta para crear la web, o del 6 de agosto de 1991, fecha en la que apareció en línea la primera página web, aunque en realidad Internet es muchísimo más que la web, que es solo su cara más conocida.

Pero, escojamos la fecha que escojamos, de lo que no cabe duda es de que Internet ha supuesto una revolución como pocas otras ha habido antes en nuestras vidas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear