Por @Wicho — 19 de Febrero de 2010

El que Facebook aumente la edad mínima para abrir una cuenta hasta los 14 años no va a servir para evitar que menores que no los tengan las sigan abriendo, igual que no lo ha evitado en otras redes sociales, así que padres y educadores no debemos descansarnos en esto para dejar de interesarnos por lo que hacen nuestros hijos y alumnos en la Red.

Internet está aquí para quedarse, y eso es algo fenomenal, pero lo que tenemos que hacer es saber por donde andan los menores -y no tan menores- en la Red para poder ofrecerles nuestros consejos y ayuda, igual que lo hacemos con su vida fuera de esta. Y no me vale el argumento de que los chavales de ahora son «nativos digitales», pues si bien es cierto que están acostumbrados de toda su vida a tener una estrecha relación con la tecnología, en muchos casos si los sacas de Tuenti, Messenger y eMule se pierden. E incluso aquellos que saben o sabemos hacer un uso más amplio de la Red no podemos quedarnos quietos, porque si algo tiene esta es que no se está quieta, con lo que todos somos, y para siempre, inmigrantes digitales.

Así que no intentemos eludir responsabilidades escondidos detrás de una norma que solo puede servir para darnos una falsa sensación de seguridad y hagamos nuestros deberes.

{ Publicado originalmente en La Voz de Galicia, donde colaboramos habitualmente }

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear