Por Nacho Palou — 19 de Febrero de 2015

En Forbes, Microsoft Is The New Google, Google Is The Old Microsoft,

La publicidad y el buscador se han convertido en el Windows y Office de Google. Ambos productos están siendo devorados por una publicidad dirigida cada vez más a los medios sociales y por la compartimentación de un mundo basado en aplicaciones. La información y los anhelos están en Facebook, Twitter, Snapchat e Instagram más que en las búsquedas de Google y cada vez es más habitual usar aplicaciones específicas (por ejemplo, para saber el tiempo) que buscar en la web.

En consecuencia el uso de Adsense disminuye y la cuota de mercado del buscador de Google es el más bajo en siete años. Al igual que hizo Microsoft durante años con Windows y Office, Google mantiene la publicidad y el buscador como sus principales fuentes de ingresos, lo que a futuro supone un lento declive sin una vía de escape evidente.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear