Por @Alvy — 13 de Noviembre de 2012

Outgrow-Me

Este artículo se publicó originalmente en Cooking Ideas, un blog de Vodafone donde colaboramos semanalmente con el objetivo de crear historias que «alimenten la mente de ideas».

Si eres de los que no puede resistirse a las compras por impulso, mejor no sigas leyendo.

¿Sabes esos sitios de financiación colectiva donde la gente propone ideas para nuevos productos, recaudan dinero y cuando miles de fans deciden «comprar la idea» aportan su dinero y si entre todos llegan al mínimo necesario los productos se fabrican realmente? Son un auténtico hervidero de imaginación, ideas locas y sugerencias brillantes, en las que sólo los mejores sobreviven: aquellos que consiguen financiación. En estos sitios, una vez superado el tema económico –que suele ser lo más difícil– los que lo superan son la crème de la crème: una selección de productos deseados, supervivientes natos y con compradores reales… aunque que por desgracia muchas veces caen luego en el olvido al acabar perdidos en un mar de miles de ofertas.

De ahí que Outgrow.me pueda ser considerado el paraíso de lo más selecto: una web en la que se reúnen todas esas ideas y proyectos que consiguieron financiación, que son realmente deseadas por la gente hasta el punto de ser reservadas y pagadas por adelantado y que ya se pueden comprar – o casi. Su catálogo está al borde de la tortura para aquellos que tienen el gatillo fácil de la tarjeta de crédito y no pueden resistir una compra por impulso.

El origen del catálogo de Outgrow.me son básicamente todos los productos son KickStarter e Indiegogo, dos de los sitios de crowdfunding más populares de la actualidad. Aunque ambos aceptan casi todo tipo de ideas y productos, KickStarter es más conocido por ser cuna de proyectos de hardware, gadgets, software, videojuegos, electrónica, fotografía, equipamiento deportivo, arte y películas. Indiegogo está por otro lado más orientado a productos creativos: música, libros, ideas para el hogar, la moda, las mascotas y el diseño.

Outgrow.me recopila, suma y organiza los productos exitosos que han completado su financiación en ambos catálogos. El resultado son productos que o bien ya existen y se pueden comprar o bien tienen su existencia «garantizada» en un plazo razonable de tiempo. Pongo entre comillas lo de «garantizado» porque por desgracia está sucediendo últimamente cada vez más que algunos de los proyectos que consiguen financiación simplemente desaparecen, no se completan y dejan a la gente sin productos. (Las empresas que se dedican a esto recuerdan a todo el mundo que «la responsabilidad última de quien pone el dinero es de las empresas que lo recaudan», quitándose de en medio. Así que cada cual verá si arriesgarse o qué garantías le ofrecen respecto a lo que se hará con el dinero. Las más recomendables ofrecen cobrar cuando realmente el producto está fabricado y enviado, lo cual suele ser suficiente garantía, o bien devolver el dinero si el proyecto no se completa).

Desde luego, parece difícil resistirse al catálogo de Outgrow.me: está lleno de llamativos gadgets, diseños que quedan muy bien en la pantalla y en los vídeos y aparatos y objetos que parecen ideados por los propios consumidores. Además de un enorme número de categorías –entre las que los geeks apreciarán las de accesorios para iPhone y iPads, Android y electrónica– también se pueden seleccionar los productos por rangos de precio. El último filtro divide los productos entre los que ya se pueden pedir (order) y de los que puede realizarse una reserva (pre-order), para quien prefiera ir al grano y a solicitar productos sobre la marcha. El diseño de la web es sencillo, con scroll infinito y grandes fotos, de modo que permite visualizar de forma rápida –dejándose enamorar– por cientos y cientos de productos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear