Por @Alvy — 15 de Enero de 2010

Allan Ellis, fundador de Oink.cd, absuelto de la acusación de compartir música ilegalmente en Internet. El popular tracker de torrents llegó a tener 200.000 usuarios registrados y a facilitar 21 millones de descargas P2P. El sitio fue cerrado por la policía en 2007 a petición de la IFPI, una «representación de la industria musical» (en España presente a través de Promusicae). Los ingresos estimados de Oink.cd a través de donaciones eran de unos 25.000 euros mensuales. En el juicio Ellis se declaró inocente, alegando que

(…) no tenía ninguna intención de defraudar a los propietarios de los derechos de autor y que lo que él hacía era parecido a lo que hace Google: proporcionar una forma de conexión entre la gente.

Dos años después de ver sus servidores cerrados, Ellis ha sido declarado no culpable.

Compartir en Facebook  Tuitear