Por @Wicho — 15 de Febrero de 2011

Como era previsible, y a pesar de las protestas y movilizaciones, la Ley Sinde ha superado hoy su último trámite parlamentario con su votación en el Congreso.

Votación LESCon los 323 votos a favor de PSOE, PP y CiU, una abstención, y los 19 votos en contra de PNV, ERC, BNG, ICV, UPyD y CC, quedaba aprobada a eso de las nueve de la noche, pendiente ahora sólo del desarrollo del reglamento que definirá su funcionamiento.

En concreto, para el cierre de webs, será la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual, formada «por tres miembros nombrados por el Ministro de Cultura, a propuesta de los Subsecretarios de los Ministerios de Economía y Hacienda, Cultura y Justicia, por un período de tres años renovable por una sola vez, entre expertos de reconocida competencia en materia de propiedad intelectual. Los Ministerios de Cultura y Economía y Hacienda nombrarán, conjuntamente, al Presidente de la Sección Primera», la que actúe conforme a este reglamento por definir.

El PP ha intentado justificar su cambio de opinión aduciendo que con las modificaciones introducidas en la Ley Sinde tras su rechazo en el Senado el pasado mes de diciembre se asegura la tutela judicial del proceso con la intervención de los jueces en dos ocasiones, pero en opinión de muchos abogados, esto no es más que un poco de maquillaje.

Citando a David Bravo, hablando en un encuentro digital en EcoDiario sobre el texto pactado por los tres partidos y aprobado esta noche: «En el procedimiento se limita expresamente al juez la posibilidad de decidir si existe o no la infracción denunciada y la pertinencia de la medida de cierre de la web. Estas dos cuestiones, que son las esenciales, las decide la Administración.»

Y este no es el único problema de este texto, calificado por muchos de auténtica chapuza legal, como se puede leer en Sinde le empieza a ver los ‘agujeros negros’ y las líneas rojas a su ley, un viaje a ninguna parte. Entre ellos, posibles conflictos con otras leyes españolas y europeas, por no hablar de que es más que dudoso que desde el punto de vista técnico esta ley vaya a servir de algo.

Es previsible que se presenten recursos de todo tipo contra esta ley, y es también casi seguro que los autodenominados creadores estén pronto pidiendo una nueva legislación que contemple la desconexión de Internet de los usuarios cuando vean que con la Ley Sinde no consiguen sus objetivos.

Mientras tanto, hay muchos que han decidido que van a expresar su opinión al respecto en las urnas en las próximas elecciones del 22 de mayo como se puede leer en NoLesVotes.com.

(Foto vía @Manz).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear